comitium

Cómo preparar la mochila para el Marathon des Sables

Hay que llevar encima lo necesario para comer, beber, abrigarse... durante 7 días

Foto: Marta Bacardit
Foto: Marta Bacardit

Bomba aspira-veneno, espejo de señales, manta de supervivencia, cuchillo con hoja de metal… Empiezo a enumerar la lista de material obligatorio del Marathon des Sables. Pero ¿dónde voy? ¿a una carrera o a la Isla de los Supervivientes? La gran prueba del desierto son siete días en autosuficiencia, cargando una mochila que tiene que pesar mínimo 6.5 kg y máximo 15 kg, sin contar con los litros diarios de agua, también obligatorios. Así que es igual de importante dedicar tiempo a entrenar físicamente que a preparar el equipo que vas a llevar y a pensar en la estrategia nutricional durante esos siete días.

Elegir el equipo idóneo no es una tarea sencilla: hay que llevar encima lo necesario para alimentarse, beber, descansar, abrigarse… más el material obligatorio, así que hay que tener en cuenta tus necesidades de equipación teniendo en cuenta que las temperaturas medias oscilan entre los 25º y los 45º C durante el día y los 5º y 10ºC por la noche- (o menos), y también las nutricionales y calóricas. También la organización te proporciona un roadbook (libro de ruta que se desvela el día antes de la carrera), pastillas de sal, marcas de identificación, bolsitas WC.

Os cuento un poco por aquí mientras me dedico a sumar y restar calorías... Mmm, cuánto pesará el jamón ibérico de Béjar envasado al vacío que pretendo llevarme? ¡A por la báscula!

 

  • El agua: hidratarse, fundamental. El agua es el bien más preciado en el desierto, la suministra la organización: en una etapa normal son 12 litros por persona por día (1.5 o 3 litros en el Puesto de Control 1/1.5 ó 3 litros en el PC2/1.5 o 3 l en el PC3 si lo hay, y 6 l al llegar. En la Etapa Maratón se reparten 12 litros por persona y día: 3 l en los PC 1 y 2/3 l en el PC 3 y 6 l en el puesto de llegada. En la Etapa non-stop se distribuyen 25.5 l por persona en el transcurso de 2 días (1.5 l en los PC 5 y 6/3 l en los PC 1, 2, 3 y 4/4.5 l en el puesto de llegada y 6 l en el bivouac. El aprovisionamiento de agua se hace en el primer CP de la etapa del día siguiente, es decir, hay que racionar el agua desde la llegada del día anterior, la noche y la carrera hasta llegar al primer punto de control. Además, la organización proporciona a los corredores 120 cápsulas de sal, una medida basada en el cálculo de que se pierden 15 g de sal por hora. Hay que llevar 10 g (20 comprimidos) por día.

 

  • 2.000 calorías al día mínimo. Cada uno tiene que conocer su cuerpo, las calorías que necesita al día, para elegir el menú semanal. Hay que elegir el tipo de comida que mejor se adapte al esfuerzo a realizar, las condiciones climáticas, al peso de la mochila… Así que hay que aprender a sumar y restar calorías y aprender a combinar hidratos, proteínas, azúcares… La cantidad de calorías diarias las establece el equipo médico, formado por especialistas en medicina deportiva y tropical: son obligatorias un total de 14.000 kcal, 2.000 kcal mínimo por etapa. Si no las llevas, te sancionan con dos horas de penalización. Hay puntos de control durante el recorrido de cada etapa donde los comisarios de carrera pueden comprobar si llevas el equipo correcto.

En el control de la jornada previa a empezar la carrera, además de pesar la mochila, y comprobar que llevas el material obligatorio, hay que entregar un certificado médico que demuestre que estás en buen estado de salud para afrontar una prueba de estas características realizado 30 días antes de la salida y un electrocardiograma en reposo. Yo ya me lo he hecho, como siempre, en el centro Healthing Madrid con la Dra. Maria Jesús Núñez. No es importante sólo como comprobante para que nos dejen participar, principalmente por nuestra salud y por comprobar en qué punto de forma estás y porque te dan parámetros que te permiten entrenar más especificamente para mejorar el rendimiento 

Material obligatorio
Parte del material obligatorio MDS
 
 
Material obligatorio MDS
 
  • Una mochila Marathon des Sables o equivalente
  • Un saco de dormir
  • Una linterna frontal y 1 set completo de baterías de repuesto
  • 10 imperdibles
  • Una brújula, con 1° o 2° de precisión
  • Un mechero
  • Un silbato
  • Un cuchillo con filo de metal
  • Un desinfectante cutáneo
  • Una bomba aspira veneno
  • Un espejo de señalización
  • Una manta térmica de supervivencia
  • Un tubo de protector solar
  • 200 euros o su equivalente en dírhams o US dólares

 

Foto: Mikael Helsing

Relacionado

Cómo entrenar para Sables y no morir en el intento

Marta Bacardit

Relacionado

8 valiosos consejos para enfrentarse a Sables por primera vez

Nuestros destacados