¿Qué postura es la correcta para subir una cuesta?

Técnica para afrontar las pendientes en montaña
Redacción Trail Run. Foto: Ian Corless. -
¿Qué postura es la correcta para subir una cuesta?
¿Qué postura es la correcta para subir una cuesta?

En numerosas ocasiones te hemos contado que una técnica de carrera adecuada es el principio sobre el que se asientan muchas de las mejoras de un corredor de montaña. Ser más eficiente y cansarte menos es sinónimo de mayor rendimiento. Hoy te explicamos en 5 claves cómo debe ser la postura correcta a la hora de afrontar una pendiente en ascenso en montaña. Así que: erguidos, cabeza al frente y… ¡Allá vamos!

La cabeza debe mantenerse alineada respecto a la espalda, sin doblar el cuello hacia abajo, y con la mirada al frente. Mantener la cabeza alta nos sirve para que el oxígeno entre con fuerza por nuestra nariz y podamos mantener el ritmo de la respiración. Si el terreno es complicado, miraremos hacia el suelo pero intentando mantener la postura, sin agachar la cabeza. Evita también ladear la cabeza, un gesto muy habitual cuando vamos justos de fuerzas y que influirá negativamente.

→ El braceo a la hora de afrontar una pendiente ascendente es vital. Debemos utilizarlos como impulsores y mantenerlos formando un ángulo de 90 grados. La coordinación para que los brazos actúen con armonía haciendo un movimiento natural y rítmico también es importante. Hay que aprender a utilizarlos a favor y que no actúen como un peso extra añadido.

→ Es el requisito más complicado, pero indispensable para adoptar una postura correcta: mantener la espalda erguida. La tendencia es arquearla cuando el desnivel es agresivo, pero eso perjudica nuestro rendimiento. Entrenar la fuerza de los músculos que influyen en esta postura será una gran ventaja: abdominales, dorsales, cuadrado lumbar, glúteos y suelo pélvico.

→ Cuando encares una pendiente trata de disminuir tu longitud de zancada pero aumentar la frecuencia de la misma. Se ahorra energía dando pasos más cortos pero más rápidos que si tratamos de mantener la cadencia que llevamos en llano. Tener unos gemelos y unos cuádriceps fortalecidos nos ayudará a mantener esta postura.

El apoyo en las subidas se realiza con la parte delantera del pie, y de hecho, la técnica de muchos corredores es apoyar solamente esta parte mientras sube y no apoyar en ningún momento la zona del talón. Desarrolla esta forma de pisar y haz ejercicios específicos para fortalecer los pies, sóleos y gemelos. La propiocepción es una buena manera de conseguirlo.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...