comitium

Ultratest Hoka One One Evo Mafate 2

Vuelven con un upper mejorado, destacada amortiguación y especialmente diseñadas para larga distancia

ALBERTO GONZÁLEZ

Hoka One One Evo Mafate 2
Hoka One One Evo Mafate 2

Nunca es tarde si la dicha es buena. ¡Que rico es el refranero popular español! Y nunca mejor para tratar de acercaros mis sensaciones con estas Hoka One One Evo Mafate 2, las zapatillas más ultreras de la casa americana Hoka, en su version de competicion (EVO) destinadas, por su amortiguación, para ultra trails. Y es que es la primera vez que me calzo unas Hoka One One y ha sido una mezcla de sensaciones y experiencias muy positivas ¡¡Vamos a ello!!. 

Empezamos, abrimos la caja y nos encontramos unas zapatillas muy llamativas pero bonitas y al introducir el pie ya nos encontramos con el active foot frame (marco activo de pie), es decir, la zapatilla incluye un espacio donde nuestro pie va “encajado” y no va directamente sobre la media suela de la zapatilla, sobre la plantilla más que conocida de Ortholite, ideal para evitar olores a la par que cómoda y que no se nota. No tiene ninguna sensación rara a pesar del nombre, y desde luego, además de verte un poco más alto, la primera sensación que tienes es ¡qué cómodo!.

Hoka One One Evo Mafate 2

Hoka One One Evo Mafate 2

Suelo llevar para ultras zapatillas con un upper que ayuda a la estabilidad, lo que coloquialmente se define un tanque aunque algo reactivas, premiando la protección al dinamismo sobre todo por mi facilidad a doblarme el tobillo y aquí es donde veo una de las mejoras de estas zapatillas y no es que las bandas de kevlar que incorpora la tecnología Matryx en el upper no parezcan duraderas (de hecho lo son), es que la zapatilla ofrece estabilidad en la suela (vibram megagrip, aunque no entera), pero no en el upper, y eso, en algún tipo de terreno, nos ha hecho dudar y se mueve más de la cuenta.

Reincidimos que es una zapatilla diseñada para la competición, como indica el sufijo EVO, y eso en una zapatilla con perfiles 33 - 29, es un peso en la media suela bastante grande, con lo cual, la estabilidad del chasis de la zapatilla que suele incorporar bastantes gramos al conjunto se libera mucho en este modelo, lengueta cosida que evita movimientos innecesarios tan molestos con el paso del tiempo y los agarradores traseros de los que me declaro muy fan, ya que no aportan peso y se vuelven en un arma muy cómoda de transporte de las zapatillas. 

Es interesante la propuesta para el dinamismo y reactividad de la zapatilla, obviamente no estamos hablando de asfalto, pero un rocket bastante alto crea una especie de movimiento de barca, de tal forma que cuando sales, haces un despegue muy rápido aprovechando esa inercia adquirida.

Hoka One One Evo Mafate 2

Hoka One One Evo Mafate 2

 

Tras hacer muchos kilómetros con ellas, pensamos que son una zapatilla idónea para terreno fácil, pista y senda bien marcada, sus tacos de 5mm oficiales aunque parecen alguno más, nos dan un plus en barro y terreno graso, sin ser la mejor opción para estos terrenos. En terrenos descompuestos y técnicos, las sacamos de su terreno ideal y se nota, no te deja cometer ningún fallo en la pisada y algún tropezón que otro ha habido cuando íbamos por piedra, subiendo o bajando, el carecer de un chasis corrector aquí es donde más falta nos ha hecho. También hemos echado en falta en estos terrenos (que no son los suyos), una protección mayor de la puntera, tendencia que cada vez vemos más, tratando de aligerar peso, pero necesarias para zonas rocosas de alta montaña. Ahora, las hemos exprimido en senda bien marcada con piedra algo suelta y hemos conseguido ritmos realmente buenos, notando siempre una reacción y un plus en la parte de vuelo que nos anima a sacarle partido en este tipo de terreno. Por supuesto la hemos metido en agua y cuando digo agua no es un charco, varios ríos hemos pasado con estas zapatillas y aunque al principio nos da sensación de que no va a soltar el agua, en unos pocos pasos la zapatilla vuelve a su ser habitual, cosa que nos ha sorprendido gratamente. 

Otro aspecto que para mí es un inconveniente es la largura de los cordones me parece excesiva y al no contar con un bolsillo para recoger el excedente, hace falta un poco de tiempo extra en tratar de dejar los cordones fijos y que no reboten, en nuestro caso, por debajo de las lazadas.

Me encuentro en un tipo de corredor de peso medio, y creo que para larga distancia es donde mejor rendimiento podemos obtener de estas Hoka One One, sin embargo no son una zapatilla, debido a su comodidad, amortiguación y características ultreras, a personas de peso elevado en distancias más cortas, en mi caso que aparte de correr también ando por el monte, ahora son de mis favoritas, ya que esa amortiguación mientras ando me permite una recuperación mejor, además la zona de los dedos del pie, sin ser de horma muy ancha (típica en algunas ultreras no competitivas), sí que no es afilada y nos resulta muy confortable.

Encontraremos estas Hoka One One Evo Mafate 2 en sólo 270 gramos y un PVP de 190 euros.

Ultratest Hoka One One SPEEDGOAT 4

Relacionado

Ultratest Hoka One One SPEEDGOAT 4