comitium

POWERINSTEP. Algo mucho más interesante que un simple gadget

Las pesas ligeras POWERINSTEP se han convertido en compañeras habituales y van con nosotros en la mochila del entrenamiento cada día

POWERINSTEP. Algo mucho más interesante que un simple gadget
POWERINSTEP. Algo mucho más interesante que un simple gadget

En el número 46 de la revista, dedicado a la Guía de Material, os hicimos una rápida presentación de qué era y para qué servían las POWERINSTEP, esas pesas ligeras que se colocan en los empeines, sujetas a los cordones de las zapatillas pensadas para trabajar la fuerza y la técnica de carrera durante los entrenamientos.

Empezamos a probarlas y a entrenar con ellas de forma progresiva y alternativa hace ya más de 3 meses. Lo que comenzó, os somos sinceros, con una cierta reticencia y con poca confianza en el sistema y en sus posibles beneficios, con el paso de los días y tras la adaptación de las primeras sesiones fue cambiando hasta colocarse en el lado totalmente contrario, las utilizamos, notamos los beneficios y seguiremos utilizándolas. ¡Convencidos!

IMG 2643 copia

POWERINSTEP. Algo mucho más interesante que un simple gadget 

 

Desde la marca, nos recomendaron las pesas de 150g. En función de tu peso corporal, del tipo de entrenamiento que vayas a realizar y también de tu nivel físico puedes elegir entre las de 50g, 100g, 150g y 200g.

El sistema de colocación es muy sencillo cuando le pillas el truco y con un sólo “click” se quitan y se ponen de forma muy sencilla. Hay que vigilar que queden bien sujetas en los cordones  y, sobre todo, que no se muevan ya que eso resulta muy molesto. A nosotros nos ocurrió al principio pero en cuanto lo solucionamos y prestamos atención a la hora de la colocación, todo marchó perfecto. Hay vídeos tutoriales de la marca que vienen muy bien.

Nos pusimos en manos de los profesionales de POWERINSTEP para saber qué es lo que teníamos que hacer y cómo sacar el mayor partido al sistema. Comenzamos utilizándolas durante los rodajes en llano, al principio sólo durante unos 10 minutos y un día a la semana. Hay que decir que se pueden guardar una vez que no se utilizan en un cinturón que viene en el pack o en cualquier cinturón de los que acostumbramos a llevar en nuestros entrenos de monte o incluso en las manos, que tampoco molestan nada. También hay unas muñequeras para lastrar los brazos y trabajar la técnica de braceo. Nuestra adaptación fue rápida, al principio notábamos que allí había algo nuevo, un cuerpo extraño y que obligaba a aplicar un poco más de fuerza y también a estar más concentrados en nuestra zancada y a obligarnos a pisar más de metatarsos mejorando así nuestra técnica de carrera.

 

POWERINSTEP. Algo mucho más interesante que un simple gadget

 

Tras este proceso de adaptación, nos lanzamos a introducirlas directamente en nuestras diversas sesiones: rodajes largos tanto en llano como por el monte; series y cambios, tanto en pista y asfalto, como en cuestas; y técnica de carrera. En los rodajes largos en llano las íbamos alternando cada 10 minutos, cuando nos las quitábamos aprovechábamos para llevarlas en las manos y hacer algo de ejercicio de técnica de carrera y de braceo con ellas. En los rodajes largos en montaña, solamente nos las poníamos en tramos de subida, nunca en bajada. En ambos tipos de terreno, el hecho de llevar Powerinstep nos hacía ir más concentrados en la pisada y también notábamos que trabajábamos más la fuerza, especialmente de los músculos de cadena posterior. Sobre todo, lo notábamos cuando nos las quitábamos más que cuando las llevábamos puestas ya que empezábamos a sentirnos más ligeros. Seguimos con los diferentes entrenos, durante las series, tanto largas como cortas, en pista o en cuesta, hacíamos una serie con y la siguiente sin. Pensé sinceramente que nos íbamos a sentir más lastrados y limitados en cuanto a los tiempos en aquellas repeticiones que hacíamos con el lastre frente a las que no lo llevábamos puesto. Los ritmos no eran muy inferiores, uno o dos segundos en series de mil, pero sí que notábamos mayor solicitud de fuerza, especialmente en la zona de los glúteos e isquios. En las series en cuesta la sensación con respecto a los ritmos era la misma que en llano pero sí que notábamos un alivio cuando nos las quitábamos en la repetición que tocaba ir “sin”, para que me entendáis bien: cuando las llevamos puestas, no notamos tanto el peso como un limitante pero en cambio, cuando nos las quitamos sí que notamos que vamos más rápidos al mismo pulso.

Como conclusión os diremos que merece la pena ese proceso de adaptación en la mecánica de la colocación de las pesas y también en la progresión a la hora de empezar a utilizarlas. No molestan una vez que las tenemos bien colocadas y no se mueven. Los beneficios se van notando después de los primeros meses, si bien es cierto que cada día que las pruebas en el momento de retirarlas y seguir corriendo, ya notas mayor ligereza. Trabajando con ellas durante las sesiones de técnica de carrera, hacemos también un trabajo de fuerza más evidente y efectivo. Después de todos estos meses, utilizándolas para la prueba, os decimos que se han convertido en compañeras habituales y que van con nosotros en la mochila del entrenamiento cada día.

Entrenar con pesas ligeras de empeine POWERINSTEP

Relacionado

Entrenar con pesas ligeras de empeine

Los mejores vídeos