comitium

Behind the tracks: Carlos Torrent

Este hombre del Renacimiento, llegó a las carreras de montaña enrolándose en la tripulación de Arista y en poco tiempo se puso al timón de algunos proyectos que harían avanzar este deporte

Carlos Torrent ©Carlos Díaz Recio
Carlos Torrent ©Carlos Díaz Recio

Os debemos un “Behind…” y ese “Behind” que os debemos os lo vamos a pagar… Con esta libre adaptación del discurso del alcalde de Villar del Río, Don Pablo (Pepe Isbert), en la magistral “Bienvenido Mr. Marshall” de Berlanga, abrimos la presentación de nuestro invitado en la sección con la que cerramos habitualmente el número. Es una de las personalidades del mundo del trail en nuestro territorio, un imprescindible multitarea que haga lo que haga lo hace dándole una pátina de calidad y seriedad profesional. Este hombre del Renacimiento, llegó a las carreras de montaña enrolándose en la tripulación de Arista y en poco tiempo se puso al timón de algunos proyectos que harían avanzar este deporte. ¿Osadía? No, sin duda que no, lo suyo es valentía, atrevimiento, Carlos Torrent es un valiente, con criterio.


 

Es una anécdota que he contado pocas veces pero creo que resume mi inicio en esto del trail. Era agosto de 2014 y apenas llevaba 15 días trabajando en Arista cuando me llevaron a Chamonix para trabajar en el stand de la Transgrancanaria en la feria del UTMB®. Mi compañera Wendy me dijo: "Ahí está Luis Alberto Hernando, pídele una foto para las redes de la carrera". ¿El problema? Había dos corredores y le pedí la foto al que no era Luis... Me acababan de sacar de mi burbuja de fútbol y baloncesto y era la viva imagen de un pulpo en un garaje.

A mi vuelta me encomendaron coordinar un circuito que acababa de nacer y del que Arista asumía su dirección: el Spain Ultra Cup. Aún estando muy perdido, me vi negociando con sponsors, orga-nizadores de pruebas punteras en España y los resultados no fueron malos. En noviembre (todavía estando en periodo de pruebas y a media jornada) estaba presentando el proyecto en un palacio de Barcelona ante la prensa especializada del país.

Fue un inicio de vértigo, la verdad. En el camino empecé a vivir las carreras desde dentro: la convi-vencia, el equipo, señalizar, montar, promocionar... Y, sobre todo, a conocer a mucha gente. Creo que eso fue lo que me hizo aprender muy rápido. Saber rodearme y empaparme de los que más sa-bían de este deporte que estaba en un momento mu curioso en lo federativo y con mucha bifurca-ción que lo ponía todo entre interrogantes pero que, a su vez, abría paso a los que se atrevían.

Gracias a la Spain Ultra Cup hice amigos en todas las carreras en las que estuve y llevo en el recuerdo a muchos corredores populares que año tras año seguían el circuito y me trataban como si fuera de la familia

Y en Arista siempre nos atrevemos. Pasé de ser una persona totalmente novata a ser alguien al que la gente le consultaba cosas. Gracias al Spain Ultra Cup hice amigos en todas las carreras en las que estuve y llevo en el recuerdo a mu-chos corredores populares que año tras año seguían el circuito y me trataban como si fuera de la familia. Castellón, Peñalara, Alquézar, Sierra Nevada... Era muy emocionante recibir a gente a altas horas de la madrugada que me daba un abrazo e incluso me traía algún regalo de su tierra.

Esta suerte creo que no ha sido casualidad, sino por tener la fortuna de haber caído en el mejor gru-po humano posible como es el de Arista, en el que el equipo - desde el jefe hasta el último voluntario - se vuelca por hacer grande este deporte. Un evento nunca alcanza la perfección que uno desea, pero sinceramente creo que mucha gente nos sigue porque día a día nos empeñamos en dejar el listón cada vez más alto.

La conversión a ser un "friki" del trail running fue rápida: speaker de carreras, miembro del equipo técnico de la selección canaria... Ahora me toca dirigir la Transgrancanaria y creo que no puede haber nada más grande que eso. Aunque llevar el streaming de los campeonatos del mundo fue una experiencia que nunca olvidaré. ¿Adivinas quién ganó ese Mundial que narré? Sí, aquel hombre que cuatro años antes no supe reconocer y que se llama Luis Alberto Hernando. 

Behind the tracks: Estrella del Castillo

Relacionado

Behind the tracks: Estrella del Castillo

Biel Ràfols. Fotografía Jordi Saragossa©

Relacionado

Behind the camera: La historia de Biel Ràfols

Nuestros destacados