Cómo me pica la nariz

Alergias:recomendaciones en la montaña
Javi Barrio -
Cómo me pica la nariz
Cómo me pica la nariz

¿Quién de vosotros no ha tenido un molesto y recurrente “atchissss” en la época primaveral o a quién no le han brotado unos granitos en la piel acompañados por un picor irritante y constante? Se tratará acaso de una alergia o… ¿quién sabe? Y si lo es… ¿de qué se trata? Vamos a ver si conseguimos verter un poco de luz en todo esto.

La alergia es una reacción inmunitaria a una sustancia (alérgeno de características proteicas y generalmente enzimáticamente activas, frecuentemente proteasas) por lo general inocua para el anfitrión y cuyo contacto (por inhalación, ingestión o contacto cutáneo) produce unos síntomas y signos característicos. Durante muchos años se ha equiparado con el término HIPERSENSIBILIDAD (término más antiguo ya que la alergia se acuña como tal en 1906 por el pediatra vienés Clemens von Pirquet) y por ello se ha considerado erróneamente como una reacción inmunitaria exagerada ante una sustancia, aunque una alergia no es eso sino una respuesta NORMAL del sistema inmunitario pero frente a un objetivo equivocado. El único error de la respuesta es la elección  del objetivo, que no constituye una amenaza y no en su exageración.

Así pues la hipersensibilidad puede dividirse en una de tipo no alérgico cuando no intervienen procesos inmunitarios, y otra de tipo alérgico cuando están implicados IgE, IgG, IgM inmunocomplejos o la respuesta celular, siendo las más habituales de ellas las mediadas por IgE o de Tipo I en la clasificación de Gell y Coombs.

En la alergia hace falta una inmunización primaria que es un primer contacto con el alérgeno, el cual prepara al organismo para en caso de un segundo contacto poder responder de manera rápida y exagerada ante el mismo.

CLASIFICACIÓN

Los alergólogos tratan con mayor frecuencia las alergias mediadas por IgE, aunque no de manera exclusiva, y estas son:

Asma: sólo si esta es mediada por IgE no las de otros orígenes.

Rinitis: la alérgica que cursa con rinorrea (moco líquido), estornudos  y prurito o picor nasal).

Conjuntivitis: frecuentemente asociada a la rinitis alérgica.

Dermatitis: inflamación local de la piel como respuesta alérgica.

Eccema: son las dermatitis atópicas.

Dermatitis atópica: inflamación local de la piel provocada por el contacto directo con sustancias químicas de bajo peso molecular o irritantes (si no se involucran mecanismos inmunológicos hablamos de dermatitis de contacto irritante).

Urticaria: desarrollo de placas eritematosas (placas rojizas sobreelevadas) y pruriginosas que aparecen y desaparecen en minutos u horas o incluso varios días.

Alergia a los alimentos: reacción anormal a la ingesta de un alimento, muchas intolerancias no son mediadas por mecanismos inmunológicos y por lo tanto no son alergias.

Alergia a los medicamentos: su incidencia es mínima en comparación de los casos de hipersensibilidad no alérgica.

Alergia a la picadura de insectos: al veneno o a la saliva  de los insectos. Cuidado porque la gran cantidad de alérgeno de veneno existente en una sola picadura se puede comparar con años de inhalación de alérgenos del polen.

Anafilaxia: Es una reacción de hipersensibilidad generalizada o sistémica grave que amenaza la vida, de inicio súbito y provocada por la liberación sistémica de histamina y otros mediadores. Como todas las anteriores, si está mediada por un mecanismo inmunológico se denomina anafilaxia alérgica.

RECOMENDACIONES EN LA MONTAÑA

Si creemos ser alérgicos debemos visitar al especialista.

En caso de alergias a pólenes o insectos puede ser útil seguir una terapia de desensibilización.

Debemos evitar en lo posible el contacto con el alérgeno. Cuidado en las alergias alimentarias con lo que nos sirvan en los avituallamientos de las carreras de montaña, con las picaduras de insectos o con el entrenamiento o competición en zonas donde la cantidad de polen en suspensión sea alta si es que somos alérgicos a ello.

En el caso de las alergias a pólenes, evitar las primeras y las últimas horas del día que es cuando su concentración es más alta.

Siempre debemos llevar con nosotros la medicación de rescate que precisemos (antihistamínicos, adrenalina…) y llevar una identificación (chapa, tarjeta visible o nota en la parte posterior del dorsal si presentamos algún tipo de alergia potencialmente grave).

Naturalmente en este último de caso no está de más practicar el trail en compañía, pero esto es recomendable para todos nosotros. Siempre mejor en compañía.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...