Las 3 normas que debes asumir si vienes del asfalto

No es igual correr por la ciudad que hacerlo en montaña
Redacción Trail Run -
Las 3 normas que debes asumir si vienes del asfalto
Las 3 normas que debes asumir si vienes del asfalto

Muchos de los corredores de montaña iniciaron su aventura deportiva en carreras urbanas. Este éxodo sigue latente a día de hoy, pero a menudo ocurre que los atletas de asfalto creen que correr por montaña es similar a hacerlo en ciudad y no tienen en cuenta una serie de consideraciones. A continuación os traemos las 3 normas de las que debes mentalizarte si éste es tu caso:

• En la montaña los ritmos no existen. Al menos tal y como los concebías hasta ahora. Acostumbrado a mirar el reloj y calcular tu ritmo de carrera, te resultará diferente correr por montaña y ver que cada kilómetro lo completas a un ritmo distinto. Guarda en el trastero la clásica frase de “voy a tantos minutos por kilómetro”. En el trail hay kilómetros que puedes hacerlos en menos de cuatro minutos y al siguiente tardar diez. No busques un ritmo ni una media. Es absurdo. Todo dependerá del terreno y el desnivel.

• En el trail no podemos correr todo el tiempo. Como asfaltero de origen, estarás acostumbrado a rodar si excesivos desniveles y siempre por terrenos llanos que permiten correr y avanzar en todo momento. En la montaña correr el 100% del tiempo es prácticamente imposible. Hay desniveles tan duros que nos impiden hacerlo. De hecho, incluso nos conviene subir andando para ahorrar energía y no desgastarnos en exceso. Hasta los mejores del mundo como Luis Alberto Hernando o Miguel Heras se ven obligados a subir andando determinadas pendientes. Asume la estrategia Ca-Co (Caminar-Correr) como algo natural.

• Correr por la ciudad no es peligroso, hacerlo en la montaña sí. Seguro que recuerdas algún rodaje por la ciudad en el que tuviste que volver andando a casa porque tuviste una lesión o simplemente las fuerzas te flaquearon en exceso aquella vez. Quizá hasta disponías de transporte público para tu regreso. En la montaña no hay esa alternativa. Ante cualquier percance, hay que extremar las precauciones. Es un lugar solitario y debemos llevar material para afrontar incidentes como una caída o un golpe de calor. Ir a la montaña no es salir a un parque en medio de la ciudad. Mentalízate.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...