comitium

El trail aún tiene mucho por hacer en materia de sostenibilidad

Hoy en el Día Mundial de las Montañas hacemos un llamamiento a toda la comunidad del trail para ser ejemplo de respecto hacia nuestras joyas naturales

Día Internacional de las Montañas. iStock 1195458582
Día Internacional de las Montañas. iStock 1195458582

"Nuestra relación especial con la montaña nos hace ser los principales responsables para conservar el medio”. Es una frase leída en la web oficial de la ONU y es una frase que que va en línea a otra que dijo un organizador de carreras en una entrevista que le hice el pasado mes de junio con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente: “Hacer uso de la naturaleza ya no es gratuito”… Hoy se celebra el Día Mundial de las Montañas y sigo queriendo poner como foco el cuidado y respecto a nuestro entorno, a nuestras montañas. Y es que como señalan desde Naciones Unidas: “las montañas son esas joyas naturales que deberíamos atesorar”.

Este año el tema del Día Internacional de las Montañas 2021 es "El turismo sostenible en las montañas”. El turismo en las montañas atrae del 15 al 20 por ciento del turismo mundial. Las restricciones impuestas por la pandemia han agravado las vulnerabilidades de las comunidades montañesas. Pero como bien indican desde la ONU: “Esta crisis puede percibirse como una oportunidad para reinventar el turismo en las montañas y sus impactos en los recursos naturales y en los medios de vida, mejorar la gestión del mismo y encaminarlo hacia un futuro más resiliente, más ecológico y más inclusivo”.

Inevitablemente nuestro deporte está muy ligado al turismo en las montañas, es un turismo deportivo que debería llevar implícito ser sostenible, porque como escribí al inicio de este artículo “Nuestra relación especial con la montaña nos hace ser los principales responsables para conservar el medio”. Amigos/as lectores de Trail Run, no sé qué piensan ustedes pero creo que desde esta tribuna privilegiada tengo la obligación de pedirles que sean respetuosos con su entorno, con sus montañas, con estas joyas naturales que tantas alegrías nos dan.

Las carreras son sin duda un gran reclamo turístico que tienen un retorno económico muy importante en las zonas rurales donde se desarrollan. Zonas que desde hace décadas sufre una gran crisis con la despoblación, la reducción de servicios básicos… y que ahora se ha visto agravada por la pandemia actual que vivimos. Algunas carreras han puesto punto y final a su andadura; otras han resurgido como el ave fénix para seguir siendo motor económico en sus pueblos, desestacionalizando el otro turismo rural que hay en los meses de verano o días festivos; incluso algunas han visto la luz en 2021 como un aliento a esa crisis.

Pero de nada sirve lanzar carreras de un día, de un fin de semana e incluso varios días en las zonas rurales, si no trabajamos para integrarnos en ese entorno. Y es que se nos llena la boca diciendo que somos unos apasionados de las montañas y luego no somos capaces de cumplir con el ejemplo, de ser coherentes con lo que decimos y hacemos. Las organizaciones de las carreras están en la obligación de ir dando pasos hacia la sostenibilidad con medidas medioambientales como la reducción de plásticos, el uso de materiales reciclados y reutilizables, la retirada de balizaje una vez termine la prueba,  apoyar los productos de kilómetro cero, apostar por la economía circular… Igualmente, las federaciones e instituciones que les permiten celebrar sus pruebas deben exigir ese compromiso medioambiental, del mismo modo que las marcas que les auspicien deben trabajar también en línea con esa política. No sirve de nada si uno pide y el otro no cumple.

Está claro que no se puede exigir a las carreras, a las marcas… medidas ecológicas si tú no actúas o no te importa lo que hay alrededor. Este año he asistido a muchas carreras, en ellas las organizaciones se mueven en pro de ser eventos sostenibles -algunos más comprometidos que otros, claro-, y observo no sólo a través de una pantalla de móvil, veo que no reciclamos, que seguimos tirando fuera de las bolsas de basura y contenedores restos de comida, botellas de plástico vacías, utensilios de comida como platos y tenedores de los avituallamientos...

Hay llamadas de atención por parte de las organizaciones, de los speakers, a través de las redes sociales… con mensajes de seamos limpios y dejemos nuestro entorno como nos lo hemos encontramos, sin residuos. Si tú estás de este lado, súmate a que entre todos, toda la comunidad del trail running, seamos cómplices este máximo respecto a nuestras joyas naturales.

#MountainsMatter #LasMontañasImportan

Relacionado

La gran aventura de las montañas

Las montañas importan. Fotografía Desafio Somiedo 2018 Mikel Helsing

Relacionado

Las montañas importan

Klassmark. Gerard Freixes: “Hacer uso de la naturaleza ya no es gratuito”

Relacionado

Gerard Freixes: “Hacer uso de la naturaleza ya no es gratuito”

Nuestros destacados