Reflexiones de uno que “odia” el trail, por Roberto Palomar

¿Somos los trailrunners unos osados, unos temerarios y unos advenedizos?
Roberto Palomar. Ilustración: César Llaguno. -
Reflexiones de uno que “odia” el trail, por Roberto Palomar
Reflexiones de uno que “odia” el trail, por Roberto Palomar

Hace unos días, un buen amigo, magnífico montañero y excelente esquiador, me hacía la siguiente reflexión: "¿Qué pasaría si metiéramos a un futbolista de tercera división a jugar con el Madrid en el Bernabéu o con el Barcelona en el Camp Nou? Un tipo joven, bien entrenado y con buenas cualidades... pero de Tercera". Yo le contesté con una lógica aplastante: "pues pasaría que el pobre hombre ni la iba a oler. Lo pasarían por encima. Podría hacer cosas muy básicas". "Exacto", me contestó. "Y cuánto más técnico sea el deporte, más daría el cante. Y si es un deporte individual, más todavía. Imagina a alguien que entrena todos los días, alguien que juega al tenis cinco veces por semana, en la primera ronda de cualquier torneo del circuito profesional, del torneo peor dotado si quieres. No ganaría ni un juego y solo verle moverse por la pista le delataría como un simple amateur".

Yo no sabía muy bien por dónde iban los tiros hasta que mi colega se abrió como un libro: "El 95% de corredores de Trail sois de tercera división. De regional preferente. Ni os dejarían salir al Bernabéu. No tendríais ni ficha. Tampoco os dejarían saltar a la pista ante el último clasificado de la ATP por falta de nivel pese a jugar cada día al tenis y estar en buena forma. Sin embargo, en el Trail, os empeñáis en jugar en el mismo estadio que los grandes como Kilian o Luis Alberto y salís con mucho descaro al Camp Nou o al Bernabéu, que es la Ultra Pirineu o cualquier otra carrera. Yo flipo. Es el único deporte en el que pasa. En otros deportes juegas en tu categoría. Si eres profesional, con los profesionales. Y si tienes que jugar un ‘solteros contra casados’, pues adelante. Los buenos no te dejarían jugar con ellos".

Evidentemente, exageraba, aunque él creía que no. Ya digo que es montañero, no corredor. De hecho, "odia" a los corredores de montaña. No entiende que nos dejen salir a correr por un espacio protegido en tandas de varios cientos de trailrunners. "Es una moda maldita", gruñe. "El monte no es para correr". Asegura que el marketing está haciendo un daño tremendo porque la gente normal se expone demasiado, empeñada en "jugar" en el Bernabéu de la montaña.

Yo le rebatí de mil formas diferentes, separando el deporte de élite del deporte popular, asegurándole que dentro de ese 95% de esos trailrunners que él llama "de tercera" hay un porcentaje enorme -casi todos- que saben lo que hacen, que saben a lo que se exponen y que tienen la capacidad suficiente para acabar las carreras a las que se apuntan. Es el cronómetro quien dicta en qué liga juega cada uno, no el escenario o la osadía de pasar por donde antes lo han hecho los grandes del Trail. Al menos para mí, es un aliciente pisar por donde antes lo ha hecho Miguel Heras, de la misma forma que me gusta subir un puerto del Tour de Francia.

Pero confieso que la reflexión de mi colega, que prefiere el anonimato, me dejó pensando. No es un piernas. Es el típico purista. Es alguien que nos ve desde fuera, con buen nivel montañero, algún "ochomil" en su mochila, -no, no es mi buen amigo Juanito Oiarzabal- y que cree que esto se ha ido de madre. Fuera de la élite del trail, a la que respeta e incluso admira, al resto nos ve como unos osados, unos temerarios y unos advenedizos.

Nos enzarzamos a base de bien y me rebatió mis argumentos como si fuera un frontón. Cuando nos despedimos, como es un cabezón, tuvo que decir la última palabra: "Demasiado poco os pasa". Y tengo que confesar, una vez más, que me dejó pensando. ¿Y si no es tan cabezón?

También te puede interesar

Se ha perdido el respeto a las distancias

Columna de opinión de Roberto Palomar

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...