Oncotrail 2018: una carrera solidaria con entidad propia

Una prueba no competitiva, de 100 kilómetros, organizada por el padre de Anna Comet
Redacción Trail Run -
Oncotrail 2018: una carrera solidaria con entidad propia
Oncotrail 2018: una carrera solidaria con entidad propia

Hace unos días se celebró la sexta edición de Oncotrail, una carrera solidaria en beneficio de los enfermos del cáncer y de sus familiares. Todo el dinero que se reúne en una edición tras otra se destina a los hospitales para mejorar la vida de estos enfermos y acompañarles en momentos tan confusos y complicados.

Se trata de un acontecimiento no competitivo de 100 km de recorrido que combina zona de la costa en la Costa Brava y zona interior en las Gavarres, y que se realiza por equipos de entre 6 y 8 personas. Siempre debe haber 4 personas del equipo corriendo juntas y los demás se desplazan de avituallamiento en avituallamiento en coche, donde se realizan los cambios de corredores, siempre a elección de cada equipo que, mientras haya 4 componentes avanzando juntos, pueden organizarse como quieran.

El director y creador de Oncotrail es Lluís Comet, padre de la corredora Anna Comet, del equipo Dynafit. Todo empezó en 2011, cuando el padre de Anna estaba acabando la quimioterapia tras seis meses de durísimo tratamiento. Anna participaba en un acontecimiento parecido, con un grupo de amigos, el TrailWalker, y le pidieron a Lluís que les hiciera la asistencia en coche para que, de este modo, él se distrajera un poco tras meses de reclusión y enfermedad.

Después de esta carrera, cuando todavía estaba en tratamiento de seguimiento y le tocaban algunas tandas de quimio, aquella cabecita, sin pelo por el tratamiento pero siempre muy activa, empezó a maquinar una forma de reunir dinero para mejorar, de entrada, las salas de quimioterapia que según Lluís “son deprimentes, incómodas y aburridas”.

A partir de aquí se tejió todo.

Aprovechamos para hablar con Lluís para que nos cuente de primera mano cuál ha sido la evolución de Oncotrail desde ese día en el que participó como coche de asistencia a la carrera de su hija.

ENTREVISTA CON LLUÍS COMET, DIRECTOR DE ONCOTRAIL

Oncotrail 2018: una carrera solidaria con entidad propia

Desde su creación Oncotrail ha recaudado más de 600.000€

Se te ocurre organizar un acontecimiento para recaudar dinero para los enfermos de cáncer. ¿Cómo empiezas a mover fichas?

Lo primero que hice fue plantear el proyecto a Oncolliga, una asociación que trabaja en beneficio de los enfermos de cáncer y de sus familias. Les gustó mucho la idea y me dieron carta blanca. Después contacté con Toni Mendieta, una persona muy ligada a las carreras de la zona de Palafrugell y él me puso en contacto con Jordi Alsina y Xavier García, presidentes de la Agrupació Excursionista Palafrugell y del Club Atlétic Palfrugell respectivamente, quienes tras escuchar la idea enseguida se involucraron y decidimos probar la primera edición a ver qué pasaba… ¡Fue un éxito y ya vamos a por la sexta!

Cuando ya tienes al equipo conformado, ¿cómo escogéis el recorrido?

Teníamos claro que queríamos un recorrido de 100 km pero lógico y atractivo. La zona tiene dos partes muy amables y con gran interés por donde correr, que es la costa y la zona interior en las Gavarres. Así que es por donde acabamos trazando el recorrido, que es circular y, por lo que nos dicen los corredores, gusta mucho, es muy variado y equilibrado. Los dos clubes se organizaron a la perfección para que, junto con los cuerpos de seguridad y asistencia, saliera un recorrido como el que tenemos, con puntos de escape y de seguridad.

¿Cuántos voluntarios movéis año tras año para la organización?

Actualmente movemos a unas 650 personas repartidas en los 11 avituallamientos que van haciendo turnos, porque es una carrera con un máximo de 30 horas, y otros que son itinerantes.

Uno de los aspectos que más valoran los participantes es la transparencia en las donaciones, ¿cómo gestionáis este tema?

El objetivo inicial de las donaciones era para mejorar las butacas de las salas de los diferentes hospitales de la zona de Girona. Pero no fue fácil, ya que cada hospital tiene su idiosincrasia… pero nunca hemos dado dinero a los hospitales, sino que ellos nos dicen lo que necesitan y nosotros lo compramos y se lo entregamos. Cuando conseguimos cambiar todas las butacas empezamos con otras peticiones de mejora como aparatos para diagnóstico u otras carencias.

Intentamos ser muy transparentes a la hora de comunicar a los corredores donde invertimos su dinero, cada equipo reúne 1.000€ como mínimo y hay que ser muy respetuoso. Publicamos siempre en la web el total recaudado y donde lo vamos invirtiendo, así como en los medios de comunicación y se manda un correo a los equipos.

Inevitablemente, al tratarse de una enfermedad como el cáncer habéis perdido algún participante de un año a otro, ¿cómo se gestiona a nivel emocional?

¡Es muy duro! Complicado… Recuerdo en especial la cuarta edición en la que tuvimos tres bajas de ediciones anteriores, tres corredores que nos habían dejado durante aquel año. Para mi fue muy duro. Este año también hemos perdido corredores de otras ediciones. ¡Es una tema que me afecta!

¿Cuál es el mejor recuerdo que te llevas de estas cinco ediciones pasadas y ya consolidadas?

El cariño de todos los participantes. La verdad es que llegamos siempre muy cansados al día del acontecimiento porque trabajamos muy duro durante todo el año, pero cuando veo llegar a cada equipo, que intento recibirlos a todos o casi todos… y llegan con aquella sonrisa y, por encima de todo, agradecidos por lo que hacemos. Aquello no se puede cambiar por nada y es el motor más potente para seguir adelante.

Otro tema es ver todo lo que podemos invertir en ayudar a estos enfermos, a mejorar hospitales, durante el año recibimos mensajes de personas que nos lo comentan y que lo agradecen profundamente.

¿El secreto del éxito?

Por desgracia, ¿quién no tiene un conocido, pariente o amigo tocado por esta enfermedad? Nos implica tan de cerca y de forma personal que todos nos sentimos apelados por una causa así.

Pero el gran secreto del éxito de este acontecimiento no competitivo que no para de crecer año tras año con largas listas de espera es la magnífica organización, los voluntarios, la transparencia en todos los donativos y su inversión, la franqueza y la pasión absoluta desde la dirección de la prueba hasta cada uno de los participantes que se inscriben sin cesar. Correr por equipos también engrandece la gesta, crea vínculos preciosos entre los miembros de cada equipo que provocan que la experiencia se multiplique y las emociones se vivan con una intensidad sobredimensionada y bonita.

ONCOTRAIL EN NÚMEROS

Punto de salida y de llegada: Palafrugell (Costa Brava- Girona)

Distancia: 100 km

Desnivel positivo: 3.753 m

Avituallamientos y puntos de cambio de corredores: 11

Participantes de las ediciones (en equipos y número de participantes): 1ª 45 equipos con 270 participantes 2ª 55 equipos con 330 participantes 3ª 78 equipos con 605 participantes 4ª 138 equipos con 1.100 participantes 5ª 198 equipos con 1.584 participantes

Donativos totales de las ediciones: 1ª 57.850,41€ 2ª 63.319,38€ 3ª 95.161,34€ 4ª 173.802,32€ 5ª 233.768,50€

Te recomendamos

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...