Anton Krupicka: El americano impasible

Entrevistamos a Anton Krupicka uno de los corredores más carismáticos del mundo en su paso por nuestro país.
JOSÉ ANTONIO DE PABLO FOTOS: MIKAEL HELSING -
Anton Krupicka: El americano impasible
Anton Krupicka: El americano impasible
Publicidad

Es probablemente uno de los corredores de montaña más carismáticos del mundo, pocos son los que no han oído hablar o no han leído algo de este “loco de pelo largo”. Estuvo con nosotros casi dos semanas en las negras arenas volcánicas de la isla de La Palma, y también en Zegama comprobando que lo del color verde de los valles y montañas de Euskadi no es fruto de la pura casualidad...

No deja de ser una paradoja que alguien como él, que comparte su día a día a través del blog Riding the Wind, después en las distancias cortas se muestre reservado e incluso tímido. Sentados en una pequeña cala junto al faro de Fuencaliente, tirando piedras al mar, charla pausada y tranquila, pudimos conocer algo más de Anton Krupicka en su primera visita a nuestro país. Al fondo se escucha el océano...

Riding the Wind, es el nombre de tu blog, pero además de eso ¿qué significan para ti estas tres palabras? ¿Por qué las elegiste para acompañar a tus vivencias día a día?

El título de mi blog viene por mi padre. Él lo eligió como el nombre del rancho donde me crié en Nebraska, tomándolo de la cita de Lie-Tzu que tengo en la parte superior de mi blog. Me gusta la cita porque describe casi exactamente cómo me siento cuando corro en las montañas - totalmente integrado con el entorno- y creo que esto es una sensación plena y muy importante que se debe tener si se está llevando a cabo una vida significativa y feliz.

Algunos te llaman “El Profeta”, ya que tu imagen es de un tipo ciertamente bohemio, un poco “hippie” si me lo permites ¿Es realmente así tu vida? ¿Esto tiene algún referente en el mundo de la música o de las artes? ¿Cómo es un día cualquiera en el hogar de Toni?

Bueno, yo creo que a la gente le gusta etiquetar a las personas de la manera más sencilla posible, para que lo puedan entender. El mundo es más complejo-y contradictorio- que una simple etiqueta. Me inspiro en la música y el arte pero no soy músico (solo un gran fan) y no me considero un artista. Ahora, mi día cotidiano consiste en despertarme, salir por la parte de atrás de mi camioneta (tengo una cama construida dentro), correr una gran montaña, lavarme en un arroyo, leer algún libro, escribir, dormir en mi camioneta en el punto de partida y volver a repetir el proceso el día siguiente.

¿Alguna vez te sientes solo mientras corres en medio de la naturaleza? ¿Has sentido miedo?
Siempre me he sentido muy a gusto solo en las montañas, no creo que haya pasado miedo excepto en determinadas ocasiones en las que se ha cruzado algún puma por la noche en mi camino.

¿A qué personaje de la historia te gustaría llevarte a un paseo por la montaña?
No es una pregunta que me guste demasiado, siento que todo el mundo intenta mostrar lo interesante que es con su respuesta. Pero quizá John Muir (lo reconozco, he tenido que recurrir a wikipedia para saber quién era), parece que él sí tenía sus prioridades en orden.

Por todo el mundo se habla de la crisis, ¿eres consciente de “la que está cayendo ahí fuera”? ¿Qué piensas de la situación social y económica en el mundo?
Es lamentable que el mundo occidental no reconozca que una estructura económica basada en un crecimiento continuo, no va a funcionar. Yo no soy economista y no tengo respuestas, pero el crecimiento infinito no es compatible con nuestro mundo finito. Hay que recuperar el equilibrio. Los seres humanos somos increíblemente astutos para adaptarnos, pero con el tiempo, probablemente se habrá creado un mundo al que no valdrá la pena adaptarse.

¿Correr es un deporte o una forma de vida?
Ambas, sin lugar a dudas. Para mí, moverme por las montañas es una pasión tan voraz que sin duda es un estilo de vida.

¿Qué te parece Into de Wild, el libro de J. Krakauer?
Me gusta mucho Krakauer y pienso que es un libro muy interesante porque no sólo dio a conocer la historia de Christopher McCandless, sino que también examinó todo el concepto de conectar con la naturaleza, reducir el consumismo, dar sentido a las privaciones, etc. Todos los temas que resuenan en mi interior.

Sin salir de la planta de libros, supongo que habrás tenido oportunidad de leer el best seller Born to Run de Christopher McDougall en el que apareces nombrado.
Es fantástico que Chris fuera capaz de escribir un libro que atrajera a un público tan amplio y variado. Estoy seguro de que inspiró a mucha gente a correr que tal vez no lo hubieran considerado nunca antes, lo que es algo muy positivo.

Publicidad

Eres uno de los principales “profetas” del minimalismo en el calzado deportivo ¿Es una nueva tendencia o realmente estás convencido de sus beneficios?
He estado corriendo con calzado minimalista desde 2004. Empecé con la intención de lograr más libertad en mi carrera y dejar de tener fracturas tan acentuadas como las que estaba teniendo mientras corría con zapatillas de control de movimiento. No he tenido ninguna fractura exagerada por haber estado usando zapatillas minimalistas, pero creo que hay que usar un calzado adecuado a la actividad que se vaya a hacer. En las montañas busco algo que me aporte tracción y protección, nada más, es muy importante estar en contacto con el medio ambiente para moverte rápido.

¿No crees que puede ser responsable de tus últimas lesiones?
No creo que tuviera mucho que ver con mi última lesión de tibia, fue más el resultado del abuso y la debilidad de la pierna en la que tuve la rotura lo que me generó esos problemas.

¿Cómo se lleva el no poder correr durante tanto tiempo?
Bien, más o menos, no podía correr, pero no he dejado de andar y de hacer trekking por las montañas.

¿Cuándo y por qué empezaste a correr?
En 1995, entrenando para correr la milla que me pedían en clase de educación física. Para ello corría todos los días, esa distancia, así de fácil fue todo.

¿Entrenas “por sensaciones” o siguiendo un programa con un entrenador profesional?
No tengo entrenador. Sólo trato de escuchar a mi cuerpo mientras corro y nunca pasarme. Para esto no todo el mundo vale, hay que conocerse muy bien, por eso creo muy recomendable que la gente se deje ayudar y aconsejar.

Seguro que te han hecho esta pregunta un millón de veces: ¿te atrae el mundo del atletismo de asfalto y de pista? ¿Has corrido algún maratón en asfalto? ¿Te gustaría correr alguno en particular?
Comencé a correr compitiendo en carretera y pista, pero ahora mi carrera se basa mucho más en la exploración de las montañas, por lo que las carreras en asfalto y pista me interesan más bien poco. He corrido cinco o seis maratones de carretera y me encantaría correr el de Boston, es el de más historia, todo un clásico.

Has pasado un par de semanas en España. ¿Qué es lo que más te atrae de nuestro país?
¡Ojalá hubiera podido pasar más tiempo! Me gusta mucho la comida de España, la población rural y el relajado estilo de vida del País Vasco. Me encanta la cantidad de historia que se conserva en la arquitectura y cómo todavía hay un montón de pequeños pueblos que mantienen su cultura local.

¿Cuáles son las principales diferencias que encuentras entre las carreras de montaña en los EEUU y las que conoces en Europa?
La principal diferencia es que las carreras europeas tienen recorridos más técnicos, con más subidas y bajadas que las americanas. También es mucho mayor el apoyo del público aquí en Europa.

¿Hay un corredor típicamente europeo o típicamente americano?
No creo que exista necesariamente un “típico” corredor europeo o americano. Los corredores en todas partes son muy similares ya que aman lo que hacen. Me gusta mucho el terreno empinado y técnico, así que espero con ansia volver a correr en Europa, con suerte en septiembre, en Cavalls del Vent.

¿Te planteas en algún momento retos deportivos y de aventura que vayan más allá de vencer o participar en una carrera concreta?
En los próximos años espero poder poner en práctica muchos proyectos personales en las montañas - récords de velocidad en varias rutas largas y alcanzar cumbres –además de seguir corriendo carreras organizadas.

Una última pregunta ¿Qué te gustaría ser “de mayor”?
Ufff, ahora mismo me considero un privilegiado, tengo el trabajo de mis sueños: correr por las montañas, viajar por el mundo, leer y escribir, buscar nuevas experiencias, conocer gente nueva... Estas son todas mis cosas preferidas, del futuro prefiero no preocuparme.

Publicidad
Te recomendamos

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...