Debate: ¿Certificado médico exigible en las carreras?

La opinión de Juanma Agejas y Darío Dorta
Redacción Trail Run. -
Debate: ¿Certificado médico exigible en las carreras?
Debate: ¿Certificado médico exigible en las carreras?

¿Es obligatorio que las organizaciones de las carreras exijan un certificado médico a los participantes, o estar en buenas condiciones físicas es responsabilidad individual de cada corredor? En algunos países como Italia la ley exige a las organizaciones de carreras de resistencia requerir un certificado médico a todos los corredores. En nuestro país no es obligatorio, aunque muchas pruebas –sobre todo las de largas distancias– exigen ya ese comprobante de salud.

Pedimos a dos organizadores de carreras de montaña que nos den su opinión al respecto.

Juanma Agejas, corredor, organizador de eventos y árbitro de montaña.

Creo que esa prueba médica no es un comprobante real de si estás capacitado o no para correr en montaña. Normalmente no la hacen médicos especialistas, sino médicos de familia, que determinan si estás sano, no si eres apto para afrontar una actividad de cierta exigencia; una persona puede estar sana, pero no preparada ni entrenada para correr un maratón de montaña o un ultra… también ese certificado es fácil de falsificar… Yo creo que cada persona debe ser responsable, saber dónde se mete y qué actividad va a realizar; un porcentaje alto sí sabe dónde se mete, otra cosa es que esté preparado o no, o que no sea consciente de la dificultad que puede entrañar… Muchas veces sobrevaloramos nuestras capacidades…

La organización debe velar por la seguridad de los corredores durante la prueba, que para eso han pagado una inscripción, pero no puede velar por su rendimiento: pone un tiempo de llegada a la meta, y si no te ves capacitado, te puedes retirar…Para mí ese certificado sería válido si consistiera en una prueba de esfuerzo, realizada por médicos especialistas, o mejor aún, sería más efectivo que existiera la obligación de presentar un “certificado de entrenamiento” que asegurara que estás preparado para afrontar una prueba de montaña o una cierta distancia. Yo he visto a personas enfermas, con diabetes, esclerosis, acabar las carreras mejor que personas “sanas”, simplemente por el hecho de que habían entrenado. Así que ese certificado de salud general no creo que sirva de mucho.

Darío Dorta, corredor y organizador de eventos.

Seguramente, y como siempre, en el medio esté la virtud y la respuesta a esta cuestión. Lo que es absolutamente cierto es que, en su mayoría, el certificado médico que piden la mayoría de pruebas son tramitados varios meses antes por un médico de atención primaria que no puede garantizar que el participante esté preparado en el momento de la prueba para realizar un esfuerzo físico de alta intensidad y de gran duración, como puede ser el correr una ultramaratón. Igualmente desconoce cuál es la condición física necesaria para que un corredor pueda afrontar una carrera de decenas y decenas kilómetros. Así las cosas, en la actualidad, la responsabilidad de la condición física para una determinada prueba, y no me refiero de la legal, recae sobre el deportista, ya que el papel que ha presentado antes de inscribirse solo certifica que en el momento de superar las pruebas que oportunamente le efectuó el médico, estaba en correctas condiciones físicas.

¿Con ese documento la organización del evento tiene la espalda cubierta? Evidentemente no. El descargo de responsabilidad, bien redactado, no desinhibe de responsabilidad a nadie, pero sí que ampara al organizador, además, no garantiza que todos los participantes están en óptimas condiciones de realizar un esfuerzo titánico. Por eso es necesario volver a poner el foco de la cuestión en el sentido común, buena fe y sensatez de los participantes inscritos.

Un buen mecanismo de seguridad a la hora de afrontar una ultra, que es donde realmente se pide el certificado médico, es conocer nuestro estado físico, entrenar para la distancia que vamos a afrontar y conocer el terreno por el que se desarrolla la carrera. Un entrenamiento correcto nos ayudará a conocer el momento de forma que atraviesa nuestro cuerpo en las distintas etapas que pasaremos en una carrera. Una buena revisión médica, siempre supervisada por un especialista, nos ayudará a ver el estado interno de “nuestro motor”. Algo tan simple como previamente realizar el recorrido completo o algunos tramos y analizar el track propuesto por la organización, nos ayudará a conocer el tipo de terreno, altura y desniveles. Eso ya nos aporta una buena dosis de información que podrá ser altamente útil posteriormente en la prueba.

El corredor deber ser consciente de todos estos factores para afrontar con garantías de salud una carrera por montaña. No obstante, hay un factor incontrolable, la propia montaña. Lo que vaya a suceder en el medio natural nadie lo puede predecir, salvo las previsiones meteorológicas. Por eso también se hace necesario poseer suficientes dosis de experiencia para actuar con mesura y saber tomar las decisiones correctas cuando de verdad sea necesario. Lo que está claro es que no se pueden saltar peldaños, no se puede pasar de golpe de una carrera de 10 kilómetros a una de 80.

Soy partidario de que en las bases de cada carrera esté incluido un buen descargo de responsabilidad como organizador y de responsabilidades legales, así como de que los corredores pasen unas ciertas pruebas médicas anuales que nos determinen nuestro estado de forma para realizar actividades extremas. La experiencia me ha hecho ver muchas cosas inusuales, ni debatibles ni demostrables.

Te recomendamos

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...