comitium

El trail running vibra en Rocacorba

Jonathan Romeo, Samuel Dávila, Anna Comet y Gerard Morales, entre otros, protagonistas en la edición más especial del Trail Rocacorba

REDACCIÓN TRAIL RUN

Gerard Morales y Lluis Ruiz. Foto Klassmark
Gerard Morales y Lluis Ruiz. Foto Klassmark

Diez años, diez ediciones y diez historias que contar, o mejor dicho, miles de historias que contar. El Trail Rocacorba ofrece a cada uno de sus participantes una experiencia única. Cada corredor escribe el guión de su propia aventura. La caravana de Klassmark ha pasado por Canet d’Adri este fin de semana, 3 y 4 de abril, sin dejar huella para poder gozar del Trail Rocacorba durante diez años más.

La excepcionalidad del momento aplazó la carrera invernal al corazón de la primavera, pero nada detuvo al décimo aniversario del Trail Rocacorba. Volvía el cosquilleo y el nudo en el estómago consecuencia de la adrenalina del dorsal. Medio millar de participantes y tres recorridos divididos en dos jornadas apasionantes de trail running. Hasta nueve salidas se cantaron en Canet d’Adri. Las carreras han cambiado en forma, pero no en esencia. Klassmark volvió a despejar las dudas, si aún las había, que las carreras pueden ser seguras y responsables.

La fiesta arrancaba el sábado con la distancia Express. Jonathan Romeo y Mireia Pons eran los corredores más rápidos en completar el sube y baja de 20 kilómetros con 900 metros de desnivel positivo al santuario de Rocacorba. Jonathan Romeo se imponía a Isaac Barti Brun Romuald destrozando literalmente el cronómetro para establecer un nuevo récord. La nueva marca: 1h31m19s. Mireia Pons también dominó la prueba de principio a fin. Anna Guirado y Andrea Castán, segunda y tercera, firmaron una gran jornada, pero quedaron lejos de la 1h52m29s de la ganadora.

La Marathon abría la jornada del domingo. 38 kilómetros con 2200 metros de desnivel positivo para descubrir los rincones más inauditos de Rocacorba. Manu Vilaseca revalidó su corona por delante de Cheynna Treto y Ester Encina. No obstante, la brasileña no fue la mujer más rápida. Dicho honor corresponde a Nuria Hospital con 4h33m09s; formó tándem con Albert García para vencer entre los equipos mixtos. En la baraja masculina sucede lo mismo. Los hombres más veloces fueron Gerard Morales, leyenda de Roacacorba con cinco triunfos, y Lluiz Ruiz. 3h56m09 para convertirse en los dos únicos participantes en correr por debajo de las cuatro horas; la victoria por equipos masculinos tenía dueños. Daniel Cazalla se apuntaba el triunfo en la batalla individual superando a Robert Alert Oriol Coch.

El Trail cerraba la fiesta. 30 kilómetros con 1750 metros de desnivel positivo que también daban color, vida y forma al segundo capítulo de las Trail Running Series, la Copa Catalana de Trail de la Federación Catalana de Atletismo. Anna Comet, tras proclamarse campeona de la Express en 2020, subía un peldaño para calcar el guion en el Trail. 3h13m51s para seguir haciendo historia en Rocacorba. Paloma Lobera y Jenny Arasil completaban un podio con mucho honor. 

A su llegada a meta Anna manifestó su satisfacción de los deberes bien hechos: “La carrera ha ido bien, me daba un poco de miedo no llegar con fuerzas al final, ya que 30 kilómetros son bastantes para empezar la temporada. Pero me he sentido fuerte y ágil, al no tener ninguna referencia de chicos fuertes, ya que salimos las chicas solas, he marcado mi ritmo y así ha sido toda la carrera. He hecho un buenísimo tiempo, rebajando cuatro minutos el anterior registro. Muy contenta de volver a competir y con este resultado”. 

Samuel Dávila sería el otro gran protagonista. Compartió parte del recorrido con Jonatan Mora, pero el venezolano remató la faena en el tramo final para cruzar la línea de meta en solitario tras 2h44m27s de esfuerzo. Jordi Roy cerraba el podio.

Había llegado el momento; el momento de soplar las velas para apagarlas. Atrás quedaban diez años memorables de puro trail running y de aprendizaje constante. Sin corredores la organización no es nadie, pero sin espacios naturales como los de Rocacorba las carreras de montaña carecerían de sentido. Klassmark camina más firme que nunca en su idea de crear eventos sostenibles y respetuosos con el medio. Solo así podremos seguir disfrutando de nuestro deporte tal y como lo entendemos ahora. La próxima cita de Klassmark será el 25 de abril; turno del Trail Costa Brava.

Los mejores vídeos