Vente p’Alemania Pepe!

Crónica de la primera etapa de la Salomon 4 Trails
Jose Antonio de Pablo 'Depa' y Elena Moro -
Vente p’Alemania Pepe!
Vente p’Alemania Pepe!

Y dicen que aquí en el norte hace fresquito... Nos las prometíamos muy felices, con todo el calor que estaba haciendo estos días en España, nos veníamos para Alemania y todo el mundo nos decía “Qué suerte, seguro que allí estáis de maravilla...” ¡Pues va a ser que NO! 
Aterriza en Munich, sal del avión, baja la escalerilla y casi hacemos como el Papa, besar el suelo pero por el golpe de calor que nos estaba esperando. Vamos como en casa...
Pensábamos que al acercarnos a los Alpes, a Berchtesgaden, salida de la primera etapa de la Salomon 4 Trails, la cosa cambiaría, ¡Pues va a ser otra vez que NO! Y además añade a los 35º una humedad modelo selva amazónica. Con esta bienvenida meteorológica, nos entregaban los dorsales, aunque podrían haberse tirado el rollo y haber incluido en la bolsa del corredor, además de los geles y las barritas y las gominolas... unos típicos abanicos alemanes (aunque no sabemos si existe ese producto made in germany). Continuamos con el procedimiento habitual en este tipo de pruebas: pasta party a las 18h, briefing técnico, donde se avisa de un corte en el recorrido debido a la previsión de fuertes tormentas con aparato eléctrico durante la noche y el día siguiente. El menú para la primera etapa se queda resumido en 25 km y 1.400 m de desnivel positivo. A dormir y a descansar... ¡Pues de nuevo, va a ser que NO! Hotel sin aire acondicionado (para qué), habitación-sauna, y tormenta nocturna (acertó el hombre del tiempo). Aquí no hay quien duerma.
8 en punto y sin casi pegar ojo nos encontramos en la línea de salida con algunos amigos, viejos conocidos de otras carreras por estos lares: Miguel Caballero (vencedor a la postre de la primera etapa), Dimitris Theodorakakos, Zhanna Vokueva... Poco desnivel nos esperaba pero mal repartido, prácticamente todo lo vertical ha sido en los 12 primeros kilómetros, 1.000 de subida y casi otros tantos de bajada, en poco más de 3 kilómetros, y si a esto le añadimos lluvia, resbaladizas rocas y raíces se convierte en una bajada, digamos “divertida”; hemos visto a varios haciendo la clásica croqueta, por suerte a nosotros aún nos quedan dudas acerca de la dureza del suelo sobre nuestras carnes.
Llegada a meta, sigue lloviendo, cervezas, recuperadores, ducha, masaje, relax y a la pasta party... Seguimos con la rutina. 
¡Hasta mañana!

https://www.youtube.com/watch?v=DCwqJWm0T5Y

 

Te recomendamos

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...