Kilian Jornet vence en su regreso a la Altitoy

Una de las clásicas de esquí de montaña del Pirineo
Redacción Trail Run. Foto: La Grande Course. -
Kilian Jornet vence en su regreso a la Altitoy
Kilian Jornet vence en su regreso a la Altitoy

Tras unos años ausente, Kilian Jornet ha regresado a la Altitoy, una de las clásicas del esquí de montaña del Pirineo vasco-francés, y lo ha hecho consiguiendo la victoria final junto a Mathéo Jacquemoud. Los mejores corredores del mundo se citaban en Luz Ardiden para competir en una prueba de dos etapas por las aristas de la Gavarine. Jornet ha corrido formando pareja con el francés Jacquemoud y el dúo se ha impuesto en la prueba pirenaica con un tiempo global de 3h 40’45’’ tras imponerse ayer domingo y  ser segundos el sábado. Tanto en la etapa del sábado como en la del domingo, el triunfo se ha decidido en un sprint final entre Jacquemoud-Jornet y Eydallin-Lenzi. “Me marcho muy satisfecho con la carrera y con la batalla que ha habido durante los dos días. Pruebas así, tan luchadas hasta el final, dan todavía más valor a la victoria. Además, estoy contento de haber corrido con Mathéo. Hemos competido ya varias veces juntos y es un gran amigo”, reflexiona Jornet.
Con frío y bajo fuertes nevadas se disputó el sábado una primera etapa que tuvo que modificar su recorrido debido a las condiciones meteorológicas adversas. El nuevo trazado, con cinco subidas y bajadas para un total acumulado de 2100 m de desnivel positivo, rebajó en 600m el D+ previsto inicialmente. La abundante nieve y el circuito favorecieron a esquiadores más técnicos y verticales. Durante la primera parte de la prueba, hasta ocho esquiadores con las parejas formadas por Jacquemoud-Jornet, Eydallin-Lenzi, Bon Maridon-Gachet y Boscacci-Antonioli marcharían en cabeza de la prueba.
En el tramo final, los protagonistas serían ya sólo el dúo Kilian-Mathéo frente a los italianos Eydallin-Lenzi, luchando en un sprint a meta en que, corriendo en descenso con los esquís a la espalda, Jacquemoud entraría primero pero con los italianos detrás. Al terminar Kilian cuarto, el triunfo de la primera etapa de la Altitoy sería para la dupla transalpina.
“El tiempo ha condicionado ambas etapas y ha provocado que las diferencias hayan sido muy pequeñas porque hemos corrido en recorridos más planos y cortos. Era difícil distanciarse. El sábado intentamos irnos pero nos costó mucho y acabamos llegando todos juntos”, explica Jornet.
De nuevo con frío y mucha nieve, arrancaba el domingo la segunda etapa de la Altitoy con todo por decidir. Desde el inicio se ha formado un grupo delante formado por las dos parejas italianas –Eydallin-Lenzi y Boscacci-Antonioli- y la de Kilian Jornet y Mathéo Jacquemoud. Hasta casi el final del recorrido irían juntos pero en el último tramo serían de nuevo Eydallin-Lenzi y Jornet-Jacquemoud los que se jugarían la victoria parcial y final al sprint. El italiano Eydallin cruzaría la meta primero, seguido de Jornet y Jacquemoud. Lenzi entraría cuarto y, finalmente, la dupla Jacquemoud-Jornet se impondría con un tiempo total de 3h 40’45’’, sólo nueve segundos por delante de la pareja transalpina. El podio lo completarían los también italianos Michele Boscacci y Robert Antonioli.
“Hoy también hacia viento y nevaba y el recorrido ha sido de una hora y media y se ha basado en tres subidas. Ha sido una carrera muy nerviosa con un ritmo más propio de una cita de la Copa del Mundo que de una clásica que acostumbran a ser más largas, analizaba Jornet.
La novena edición de la Altitoy, ha contado con un récord de participantes con un total de 640 corredores. Este año la prueba formaba parte del circuito de la Grande Course y, además, era puntuable para la Copa del Mundo de esquí de montaña. Sin embargo, Jornet y Jacquemoud, participaban en la modalidad Open porque este año la Federación Internacional de Esquí de Montaña no permite a las parejas de diferente nacionalidad competir en la prueba puntuable para la Copa del Mundo. “De entrada ya vimos que era imposible puntuar en combinada por ir juntos. Es una lástima para el deporte porque los pequeños países que quieren entrar en el esquí de montaña y tienen gente fuerte no pueden competir con grandes naciones que cuentan con equipos muy potentes. Aun así, estamos contentos porque, al final, lo que queremos es correr y hacer buenas carreras”, cuenta el atleta de la Cerdanya.
Tras estrenar la temporada de clásicas, Jornet se preparará para participar en dos semanas en la Pierra Menta, una de las competiciones por parejas más emblemática del circuito mundial de esquí de montaña. Correrá, de nuevo, junto a su amigo Mathéo Jacquemoud.

Te recomendamos

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...