comitium

Sandra Moreno y Esteban García cuentan su paso por la WAA 360

Los dos veteranos corredores canarios hacen un repaso a sus participaciones en la carrera de ultra distancia

Esteban García. Los dos veteranos corredores canarios hacen un repaso a sus participaciones en la carrera de ultra distancia
Esteban García. Los dos veteranos corredores canarios hacen un repaso a sus participaciones en la carrera de ultra distancia

Una de las claves en las carreras de ultra distancia en las que el cuentakilómetros pasa de los 200 y se hace indispensable echar, al menos, una cabezadita es la gestión del sueño. Dos clásicos de las carreras por montaña canarias como Sandra Moreno y Esteban García han puesto en práctica dos tácticas completamente diferentes en sus participaciones anteriores en la WAA 360º  The Challenge, que el próximo 16 de noviembre celebra su séptima edición con salida y meta en Tejeda. Ambos hacen un repaso de sus experiencias durante una charla por el paseo del barrio marinero de San Cristóbal.

Sandra Moreno vivió en La Gomera su primera 360º, que pudo finalizar pese a la tormenta y al poco descanso. “Eché en falta [el sueño] porque no había entrenado cómo dormir o descansar”, reconoce la teldense, que aclara que “realmente no duermes” por el cansancio que llevan acumulado, sino que “descansas una hora para que el cuerpo vuelva a recomponerse” para continuar.

La veterana corredora afrontó las primeras horas de carrera acompañada de Alfredo Vila. Junto a él pasó la primera noche. Amanecieron al día siguiente en pareja hasta que él decidió parar a dormir. “Yo seguí”. Horas después, Alfredo le adelantó tras la parada. “Y llegó antes que yo”, apostilla. “Tenía que haber dormido cuando lo hizo él”, admite el error Moreno, quien apenas descansó una hora en las casi 60 que estuvo en carrera. “Pequé de que no sabía”. Para esta edición la estrategia será diferente. “Ya con la experiencia del año pasado, intentaré descansar antes y un poco más”, comenta.

 

 

La gestión que hace Esteban García, quien abandonó en su primera experiencia en la 360º en 2019 y consiguió la segunda plaza en su segunda participación al año siguiente, es completamente diferente. Él lo tenía claro. “Intenté ser natural”, comienza. “Cuando tuve sueño dormí, cuando no tenía sueño tiraba para adelante. De manera natural el cuerpo te va avisando. Lo puedes forzar un poco pero claro, si lo estás forzando  demasiado al final las consecuencias son peores”, añade.

En la edición en la que subió al podio hubo un momento que supuso un antes y un después en su carrera: la base de vida de Artenara. “Me acosté y dije: ‘hasta que me despierte”. Y cuando se despertó le habían superado 6 ó 7 corredores. “No me importaba”, agrega. “Simplemente necesitaba recuperarme y hasta que no me sintiese recuperado no podía seguir adelante porque si no tenía que abandonar”.

- ¿Cómo acabaste la carrera?

- Volví a adelantar a casi todos, me faltó uno.

- Gracias a que pudiste dormir y descansar bastante bien.

- Después de ese sueño [en Artenara] empezó otra carrera. Coincidió que estaba amaneciendo, parecía que era un día nuevo en el que me levanto, me pongo la mochila y salgo a entrenar.

 

Sandra Moreno 1
Sandra Moreno. Los dos veteranos corredores canarios hacen un repaso a sus participaciones en la carrera de ultra distancia

 

Con ganas de gestionar mejor el sueño, Sandra Moreno llega a la próxima edición de la WAA 360º The Challenge con ánimos. “Me gustó la experiencia” de la pasada edición en La Gomera donde corrieron bajo una tormenta. Pese al mal tiempo, asegura que en ningún momento se le pasó por la cabeza abandonar. “En otras de menos distancias he dicho, ños, pero en esta por lo menos no”. Y es que, en su opinión, pruebas como la 360º te permiten “disfrutar más” del entorno en el que se desarrollan. “El ritmo es diferente, caminas, te puedes parar”.

La teldense también tiene como objetivos conocer mejor su Isla y dejar de lado la competición pura y dura. “En este tipo de carreras no te puedes plantear ir a coger al de delante, en una carrera de tantos kilómetros, tantas horas, en la que cada uno tiene su estrategia para dormir y demás, el solo hecho de poder estar en la salida y cruzar la línea de meta para mí ya es suficiente”.

 

 

El descanso, clave para ambos a la hora de afrontar tantos kilómetros

Esteban García recomienda a Sandra Moreno dejar de lado la competitividad, “que nunca mires las clasificaciones, que te preocupes en hacer tu propia carrera, disfrutar del camino que es muy largo, que al final vas a acabar donde mereces”. En su caso, aún no sabe si estará en la línea de salida del próximo mes de noviembre en Tejeda, todo dependerá de cómo acabe el UTMB® a finales de agosto.

Sandra, por su parte, está contando los días para iniciar los entrenamientos específicos para la 360º The Challenge y para conocer el rutómetro, que se publicará 15 días antes de la salida y que les llevará a recorrer gran parte de Gran Canaria. Reconoce que cuando se acerca la fecha los nervios aparecen por la incógnita de si sabrá manejar bien el GPS o por conocer por dónde pasará la prueba. En la anterior edición, “era una incertidumbre porque tuve que empezar a aprender a manejar el GPS” y porque quería saber el trayecto, “decía ‘a ver si nos adelantan [el recorrido]’, pero no lo adelantaban; y a los 15 días nos pusieron el desnivel, después fueron dándonos pistas; lo pasamos mal, súper nerviosos”.

Esos nervios volverán a recorrerle el cuerpo a partir del próximo mes de noviembre cuando ya esté todo preparado para que el día 16 la carrera comience desde el casco urbano de Tejeda. Por delante tendrán más de 250 kilómetros y varios miles de metros de desnivel positivo con los que descubrir las entrañas de Gran Canaria.

Más información de la 360 en www.360thechallenge.com
 

360º The Challenge repartirá 4100 euros en metálico en la próxima edición ©Carlos Díaz

Relacionado

360º The Challenge repartirá 4.100 euros en metálico el próximo noviembre

Nuestros destacados