comitium

Gamito Friends Chicken, un reto muy personal

Recorrieron 81 kilómetros acumulando un desnivel positivo de 5.150 metros

Jordi Gamito y Pau Capell ©Roger Salanova
Jordi Gamito y Pau Capell ©Roger Salanova

Ayer fue un día muy especial para Jordi Gamito. Cumplió con uno de esos retos personales con los que uno sueña tantas veces pero que pocas veces se acaban realizando. Quizás la falta de carreras en el horizonte fue el detonante para que esta vez si o si cumpliera ese sueño, y no lo hizo solo, lo hizo rodeado de amigos, convirtiendo la aventura en toda una experiencia personal, lejos de establecer récords de velocidad, lo que se establecieron fueron récords de alegría y de amistad. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Have a good day🤙 Gamito Friends Chicken🍗 Design by @lamarmotadisseny

Una publicación compartida de 🇯 🇴 🇷 🇩 🇮 🏃‍♂️🇬 🇦 🇲 🇮 🇹 🇴 (@jordi_gamito) el

 

Gamito Friends Chicken 

Gamito Friends Chicken nació para acompañar a Jordi Gamito en su aventura de recorrer el valle que lo vio crecer, sumando un total de 81 kilómetros con un desnivel positivo de 5.150 metros en compañía permanente de Pau Capell que realizó con el todo el recorrido en el que invirtieron un total de 11 horas 30 minutos y al que se unió también otro de nuestros grandes corredores, Yeray Durán, que corrió con ellos los últimos 40 kilómetros del desafío, en un día en el que brilló el sol y en el que brillaron las sonrisas, con ambiente distendido, buen rollo y tranquilidad, de hecho el avituallamiento en el kilómetro 48 fue en el Bar Gusi, sentados y con una buena hamburguesa entre las manos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

GFC Run...🍗 Photo by @rsalanova 💥

Una publicación compartida de 🇯 🇴 🇷 🇩 🇮 🏃‍♂️🇬 🇦 🇲 🇮 🇹 🇴 (@jordi_gamito) el


Salimos sin un track fijo, todas las sendas las conocía de haber entrenado por ellas excepto una zona que no conocía muy bien y en la que nos guio un aficionado con una moto

 

 

 Entre las anécdotas más destacadas está la de una madre que se puso en contacto con Jordi Gamito, preguntándole a que hora iban a comenzar el reto por que su hijo de 8 años era muy fan de las carreras de trail y quería verlos pasar y animar, algo que pudieron hacer a las 8 de la mañana en un instante que se tornó muy emocionante y en donde el joven aficionado recibió de obsequio las gorras de Capell y Gamito, algo que recordarán todos toda la vida.

El seguimiento del Gamito Friends Chicken fue impresionante, la gente de los pueblos nos esperaba en las puertas de su casa con agua

Ahora Gamito se centra en ponerse a punto para su gran objetivo de la temporada la Diagonale des Fous, pasando primero eso si por Canfranc-Canfranc.


El equipo de TRAIL RUN sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados durante este tiempo en el que no hay carreras y vivimos un futuro incierto. Si quieres apoyar nuestro periodismo, tienes varias formas de hacerlo, o la suscripción con la revista en papel o hacer usuario premium y disfrutar unas ventajas exclusivas por 1€/mes o 8,99 €/año (el primer mes es gratuito)

Puedes hacerte usuario premium en menos de un minuto clickando aquí


Los mejores vídeos