Masajes deportivos: tipos y objetivos

Nos ayudan a optimizar el rendimiento muscular
Redacción Trail Run -
Masajes deportivos: tipos y objetivos
Masajes deportivos: tipos y objetivos

El masaje deportivo tiene como fin preparar y/o recuperar al atleta para el entrenamiento de alta intensidad o para la competición, evitar espamos musculares, contracturas y otro tipo de lesiones deportivas. Las fibras musculares del atleta están sometidas a un estrés elevado, produciéndose pequeñas contracturas, microrroturas fibrilares y hasta roturas musculares.

Estas lesiones van a producir un frenazo en la progresión del corredor, incluso un descenso de su estado de forma al no poder cumplir con los entrenamientos deseados. Por ello la mejor opción es ponernos en manos de un profesional.

Los beneficios generales de este tipo de masaje son los siguientes:

▪ Optimiza el rendimiento muscular y deportivo.

▪ Lucha contra la fatiga muscular.

▪ Ayuda a la prevención de lesiones de tendones, ligamentos y músculos.

▪ Acelera la rehabilitación de lesiones.

▪ Tiene un efecto analgésico.

▪ Aumenta la oxigenación de los músculos.

▪ Estimula la circulación sanguínea y linfática.

▪ Evita la formación de adherencias y las elimina una vez formadas.

¿Cuando se puede realizar esta técnica?

1. Antes de la competición

En este periodo el masaje tiene el objetivo de preparar al corredor para la actividad que va a realizar. Suelen ser masajes cortos y sin dolor, y lo idóneo es realizar al menos dos, con un margen de un mes sobre la competición. Pero en realidad el número de sesiones depende de cada tipo de atleta y condición.

Este masaje pre-competitivo tiene, entre otros, los siguientes efectos: aumentar el tono muscular, estimular la musculatura, aumentar el aporte sanguíneo en el músculo, eliminar las toxinas acumuladas en los entrenamientos de alta intensidad y, en general, retrasar la aparición de la fatiga y evitar lesiones.

2. Durante la competición

Aunque en el trail no es habitual, en el tenis por ejemplo sí están normalizados los masajes durante la propia competición. Cuando existen problemas de espasmos musculares o contracturas, un masaje a tiempo puede evitarnos males mayores. Este masaje será lento y profundo. Se debe insistir en los músculos sobrecargados, pero manteniendo un carácter más general.

El efecto que logramos con este masaje es analgésico y reparador. Disminuimos la fatiga muscular, se elimina la sobrecarga y se puede prevenir una futura lesión.

3. Después de la competición

Después de un sobreesfuerzo nuestras fibras musculares están en un estado de extrema fragilidad, por lo que hay que tener mucho cuidado con el masaje. Debe ser corto, lento y profundo. Tras las carreras más exigentes debemos atender más que nunca a los consejos y las recetas de nuestro fisioterapeuta, sobre todo a la hora de volver a entrenar.

Con este masaje post-carrera logramos suprimir posibles espamos musculares, eliminar el lactato y, en general, relajar la musculatura.

Te recomendamos

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...