¿Cómo “utilizar” la mochila para correr en montaña?

La accesibilidad y la distribución, aspectos determinantes
Redacción Trail Run -
¿Cómo “utilizar” la mochila para correr en montaña?
¿Cómo “utilizar” la mochila para correr en montaña?

Antes de empezar a correr hay dos aspectos que debemos cuidar para que llevar mochila no suponga un incordio más allá de arrastrar un bulto colgado de la espalda. Nos referimos a la accesibilidad de los productos (o colocación de cada cosa en los distintos departamentos de la mochila) y la distribución del peso. En el primer caso debe primar la inteligencia y en el segundo el equilibrio.

Accesibilidad

La mayoría de mochilas del mercado tienen multitud de compartimentos y bolsillos que nos ofrecen una gran cantidad de posibilidades para llevar nuestros productos. Debemos valorar en primer lugar qué vamos a utilizar con seguridad durante la carrera para otorgarle un lugar preferente o si por el contrario es un “por si acaso”, como un segundo par de calcetines, que no tendrá un lugar privilegiado en la mochila. Otro aspecto a analizar es la cantidad de veces que lo utilizaremos y con qué frecuencia, como un vaso plegable -que lo sacaremos en cada avituallamiento- o el frontal, que solo se utilizará una vez. Por último, hay que ver si es un producto de usar y tirar, como los geles o las barritas, que no hay que volver a guardarlos; o de nuestra pertenencia, como los guantes o el cortavientos.

Distribución

Una vez elegido el material que llevaremos en carrera, asignaremos lugar en la mochila a cada producto. En este aspecto también hay que tener en cuenta los peligros y el peso de cada producto para, por ejemplo, no colocar los geles de tal modo que puedan estallar o las barritas de manera que queden hechas migajas. Es vital para esto conocer a fondo nuestra mochila y haberla probado antes para ver la accesibilidad y espacio de cada compartimento. Cuanto menos tardemos en coger algo de la mochila, mejor. Todos los “por si acaso” deben ocupar lugares más profundos o secundarios en el compartimento principal de la mochila, mientras que los productos de usar y tirar o los que usaremos eventualmente deben estar más a mano. Al mismo tiempo, debemos fijarnos en que la distribución del peso en la mochila es proporcional para que nos afecte lo menos posible en el gesto de carrera y el braceo sea equilibrado.

Te recomendamos

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...