¿Por qué unas zapatillas específicas para mujeres?

Necesitamos unas zapatillas diseñadas específicamente para nosotras
Trail Run -
¿Por qué unas zapatillas específicas para mujeres?
¿Por qué unas zapatillas específicas para mujeres?

No es solo por el diseño y el color, las mujeres necesitamos unas zapatillas diseñadas específicamente para nosotras. La horma y forma del pie y sobre todo las diferencias biomécanicas con los hombres, hacen que nosotras pisemos de diferente manera, así que no nos valen las zapatillas de hombre de talla pequeña. Valer, te valdrán, pero seguro que con unas específicamente femeninas te sientes más cómoda y mejoras tu pisada y rendimiento.

El angulo Q. Tanto hombres como mujeres tenemos una zona justo debajo de la cadera llamada ángulo Q - formado por una línea que va desde la espina ilíaca antero superior (EIAS) al centro de la rótula, y la línea que va desde el centro de la rótula hasta la tuberosidad anterior de la tibia, que es utilizado para medir alineamiento de las rodillas-, y que influye en el alineamiento natural de las piernas y la pisada. Los valores del ángulo Q en la mujer son más altos que en el hombre por su pelvis más ancha y el valgo de rodilla (cuando las rodillas tienden a tocarse entre sí, con las piernas entonces formando una X simétrica), y este ángulo mayor aumenta la presión en la espalda, caderas y rodillas de la mujer, y puede traducirse en lesiones o dolor al corre. Las zonas de presión son diferentes, así que para conseguir una pisada más natural y estable, las zonas de amortiguación en la planta tendrían que estar en diferentes zonas que en las zapatillas de hombres. La marca Merrel pensó en este aspecto y creó su tecnología Q-Form para atribuir las áreas de amortiguación.

Forma. Un estudio de la Universidad de Pensilvania demostró que los pies de las mujeres difieren de los de los hombres en forma, particularmente en el arco, el lado lateral del pie, el primer dedo del pie y el metatarso. El empeine femenino es más alto y el arco del pie es más largo en las mujeres, por eso las piezas del arco tiene que ser menos rígidas y la flexibilidad mayor en esta zona.

Horma. El pie de la mujer es más ancho en la parte de delante y más estrecha en el talón, por lo que las zapatillas que lo tienen en cuenta están construidas de esa forma, más anchas en la zona del metatarso y más estrechas en el talón para que adapten mejor. También el drop suele ser más elevado para que el impacto con el suelo al pisar con el talón se más amortiguado y el talón de Aquiles no se cargue tanto.

Más ligeras. Las zapatillas para mujer suelen ser un 20% más ligeras que las de los hombres, ya que necesitamos menos amortiguación debido al menor peso y porque los materiales que se utilizan para amortiguar son más ligeros y se distribuyen de forma distinta.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Mucho más agarre para este clásico del trail running de Asics....

Probamos las nuevas ASICS Fujitrabuco Pro: unas zapatillas para carreras de media dis...

Rendimiento y salud en diez claves para tus correrías estivales...

Una extraordinaria oportunidad de viajar, por la cara, de los Alpes Julianos al Adriá...

Llega a su quinta generación mejorando su rendimiento y con nuevas tecnologías...

Ideas frescas y originales para disfrutar de viajes diferentes...