Así son los crosses, las carreras “de montaña” de invierno

7 consideraciones sobre esta modalidad
Redacción Trail Run. Foto: Félix Sánchez. -
Así son los crosses, las carreras “de montaña” de invierno
Así son los crosses, las carreras “de montaña” de invierno

El invierno es sinónimo de campo a través para los aficionados al atletismo, y somos muchos los que al final lo que nos gusta correr, ya sea a dos mil metros de altura sobre una montaña, en un bosque cercano a la ciudad o sobre el propio asfalto urbanita. En cualquiera de los casos, tanto si te sientes identificado con este perfil de corredor como si no, debes saber que el Campo a Través es una modalidad que por sus cualidades puede aportarnos numerosos beneficios y actuar como disciplina complementaria al trail ante la falta de carreras de montaña en estas fechas.

Los crosses son carreras en circuitos cerrados que transcurren en parques o bosques respetando todos los elementos naturales del terreno: barro, vegetación, charcos, tierra, etc., es decir, “obstáculos” que encontramos también en la montaña.

Se celebran sobre superficies irregulares e inestables, igual que las carreras de montaña. Las articulaciones sufren menos porque el impacto es más suave que si corriéramos una prueba de asfalto.

→ Hay ligeras subidas y bajadas, pequeñas cuestas que ayudan a potenciar nuestras piernas. No es que sea un entrenamiento de fuerza como tal, pero sí aporta a los músculos ese punto que después nos ayudará en los desniveles de la montaña.

Precisamente al no existir grandes desniveles, los ritmos a los que trabajaremos será superiores a los que llevamos en montaña y cercanos a nuestro VO2 máx. Nos servirá para coger chispa.

Los circuitos pueden presentar cambios bruscos en las curvas y giros complicados que pondrán a prueba nuestra agilidad, un aspecto que por supuesto también nos ayudará cuando regresemos a correr a la montaña.

Los crosses son carreras accesibles por celebrarse en lugares más cercanos a donde vivimos y no necesitamos largos desplazamientos, además son carreras cortas de 10-12 kilómetros donde podemos “desatarnos” como atletas y ser menos conservadores que en la montaña.

Colgarnos un dorsal en un cross de invierno nos ayudará a no perder ese punto competitivo que tanto nos gusta. También podemos tomárnoslo como un “entrenamiento en carrera”, más divertido, con compañía y en un ambiente diferente al del trail running.

Te recomendamos

El periodo de inscripción para la 5ª edición de esta marcha (4 de agosto, sobre 3 dis...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...