Mónica Vives o como David venció a Goliat

Campeona de España de Trail RFEA
Daniel Sanabria. Fotos: JCD Fotografía. -
Mónica Vives o como David venció a Goliat
Mónica Vives o como David venció a Goliat

Tras cruzar la línea de meta no se lo podía creer. Estaba nerviosa, inquieta, no sabía qué decir ni donde mirar. Tal vez había soñado de forma tan lejana con ese momento que las circunstancias le superaron. No creyó posible tal escenario. Pero qué mágica es la vida, debe pensar Mónica Vives, la nueva campeona de España de Trail. Casi nadie contaba con ella en las apuestas. Tres nombres propios estaban en boca de todos: Gemma Arenas, Laia Cañes y Azara García. De hecho, el debate los días previos era sobre cómo esas tres corredoras se iban a repartir los cajones del podio y no sobre quiénes iban a subir a ellos. Se daba por hecho.

Y es que el trío de ases españolas era tan favorito que apenas se dio margen al resto de corredoras. Tremendo error. Tremendísimo. La modalidad Advanced entre las mujeres fue una auténtica locura, como una carrera de Moto GP con continuos adelantamientos y decidiéndose en las últimas curvas. Y eso que parecía que Azara avanzaba sólida hacia la meta y se llevaría la victoria un año más. Pasó en primera posición por Tejeda, el Roque Nublo, Tunte y Ayagaures, o lo que es lo mismo, durante más de la mitad del trazado. Eso sí, siempre seguida muy de cerca por Laia Cañes y la belga Dominique Van Mechgelen. En esos compases Mónica estaba a más de cinco minutos de la cántabra.

Todo ocurrió muy deprisa, y prácticamente en el mismo tramo que también dio un giró a la carrera masculina, en esos kilómetros que parecen ser mágicos entre Ayagaures y Parque Sur. Mónica Vives, que estaba a cinco minutos de Azara, pasó primera por el último checkpoint antes de llegar a meta. Nadie lo podía creer. Y junto a ella, pegada como si fuera su sombra, la castellonense Laia Cañes.

Ante tantos cambios en tan poco espacio de tiempo se generó algo de confusión en la línea de meta. Era imposible predecir a la ganadora cuando tan solo faltaba un kilómetro para llegar. Podía ser cualquiera de las tres. Pero la que apareció ante el asombro de todos los presentes fue Mónica Vives. Sí, ella derrotó a Goliat. A varios Goliats se podría decir. Fue casi al sprint. A Mónica y a Laia les separaron unos segundos, pero unos segundos muy valiosos: el campeonato de España.

Con su segunda posición Laia se aseguraba su presencia en el Mundial de Penyagolosa (su tierra) con la Selección Española, al igual que Mónica. Solo faltaba por saber quién sería la tercera. Y aunque parecía evidente que sería Azara, la cántabra llegó absolutamente rota ante la presión de Teresa Nimes, que la obligó a exprimirse al máximo. Apenas unos segundos entre ambas decantaron el tercer cajón del podio a favor de Azara.

Gemma Arenas, que estaba en todas las ternas de favoritas, no se encontró bien en ningún momento y decidió abandonar. Inés Marqués, quinta, fue otra de las sorpresas de la clasificación.  El top-5 femenino final fue el siguiente:

1. Mónica Vives: 6h:15min

2. Laia Cañes: 6h:15min

3. Azara García: 6h:17min

4. Teresa Nimes: 6h:17min

5. Inés Marqués: 6h:22min

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...