¿Más es mejor?: la fiebre de la ultradistancia

Cuantos más kilómetros, ¿mejor? Preguntamos a 3 corredores internacionales con mucha experiencia en distancias largas.
Redacción TrailRun -
¿Más es mejor?: la fiebre de la ultradistancia
¿Más es mejor?: la fiebre de la ultradistancia

Ahora mismo dentro del deporte del trail running se vive una fiebre por la ultradistancia.Cuantos más kilómetros, ¿mejor? Preguntamos a 3 corredores internacionales con mucha experiencia en distancias largas.

Oihana Kortazar. Corredora. Ganadora Transalpine Run 2013.
Para gustos, los colores, o eso dicen, y cada uno que elija el que más le guste, sin que nadie le impulse a tomar una u otra decisión. Esto se puede aplicar a tantos ámbitos en la vida…el deporte es uno de ellos, y si nos centramos en lo nuestro, las carreras por montaña, también se puede dar esta similitud.

Estamos viviendo un boom casi exagerado de algo que a muchos nos apasiona. A mí, como amante de la montaña, las carreras por este tipo de terreno me hacen sentir mil y una emociones, pero en los tiempos que corren, de “ande o no ande, caballo grande”, donde hay tantas carreras y distancias donde elegir, personalmente, hay cosas que me hacen cuestionar dónde y cómo va a acabar esto.

Recuerdo que cuando me dio por probar esta disciplina, que no son muchos años, correr 42km era lo más, pero eso duró poco, ya que las siglas UT (ultra trail), siempre que estuvieran por delante del nombre de una prueba de montaña, empezaron a dar más categoría a la misma. Al principio se creía que era una distancia adecuada a partir de cierta edad, y digamos que se seguía manteniendo cierta lógica, corredores jóvenes, aún con chispa, para distancias más cortas, y ya a partir de una edad, al volverse más diesel, se podían pasar a la ultra distancia. Hasta aquí todo bien, pero no sé si llegó antes la gallina o el huevo, no sé si las marcas deportivas fueron las que vieron que ese sacrifico por correr más km vendía más ante el público o si fueron los corredores más conocidos los que dieron el paso de, a pesar de su juventud, pasarse en bloque a correr más y más km. Sea como sea la cosa, no me parece mal, siempre y cuando no se infravalore a quienes hemos decidido quedarnos con distancias más modestas, no porque no nos veamos capaces de terminar otro tipo de kilometrajes o porque no nos gusten, sino porque, hablando en primera persona, creo que hay tiempo para todo, y por qué dejar los kilómetros verticales o las medias maratones o las maratones (ahora llamadas carreras cortas, cosa irrisoria), si veo que es donde disfruto, donde mejor me desenvuelvo y donde aún creo que puedo tener mi sitio.

Es una pena que se valore más y mejor a quien corra más km, porque correr distancias más largas no significa que seas mejor deportista, ni que tengas más mérito, ni que seas más “máquina”. Por quien lo hace, chapó, pero que no se deje en segundo plano y en pequeño titular de prensa a quienes corran “distancias cortas”.

Esto es difícil de frenar si los que mandan actualmente, es decir, las marcas, las que al fin y al cabo tienen en poder, apuestan sobre todo por las distancias largas, y es que claro, para el gran público, si el que corre 100 km o 160 km es mejor que el que corre 21km o 42km, eso va a ser lo que más venda, y ahí es donde hay que invertir dinero y tiempo, y poco a poco…el resto pierde importancia.

Actualmente, por parte de los sponsor se incentiva más a los corredores que disputan carreras de mayor kilometraje, y cada uno es libre de elegir si quiere correr 2,12 o 24 horas, pero ¿qué pasa con los miles de corredores populares que se inician en las carreras por montaña?, ¿Por qué alguien que va a correr prácticamente su primera carrera por montaña opta por la distancia más larga? Sinceramente no me parece lo más sano, ni lo más adecuado cuando se supone que debemos ir progresivamente aumentando de km, tanto en entrenos como en carreras, pero así pasan las cosas que pasan. Este es un ejemplo de hacia dónde nos está llevando la moda de “cuanto más, mejor” .

Conclusiones, señores, vestirse de corto para veinte tantos km, también merece la pena.

Luis Alberto Hernando. Corredor. Ganador Transvulcania 2014.
No tengo ni idea acerca de el porqué nos embarcamos en preparar y correr estas carreras tan disparatadas.

Hablando de deporte es difícil dar explicaciones convincentes y razonables. Si sólo hiciéramos deporte para estar sanos y finos, lo más cómodo y lo que más sentido tendría es hacerlo corriendo sobre la cinta, colocada está en el salón de casa, mientras vemos tranquilamente en la tele cómo se machacan otros, los profesionales, y mientras, nosotros, controlando el cocido.

Pero tratándose de deporte creo que es tontería hacerse muchas preguntas y juzgar si está bien o mal hacerlo, ¿Para qué lanzar una jabalina? ¿Para qué sirve saltar o casi volar ayudándose con una pértiga? ¿Para qué levantar una barra con 150 kg a cada lado? ¿Qué se te ha perdido en el Everest que además de estar muy lejos, hace un frío del carajo? ¿Para qué subir por la cara norte en invierno?... Si me haces pensar creo que lo único que encuentro útil de verdad, pero útil y con sentido, es comer y criar, el resto del tiempo cada uno está en su derecho de perderlo como le venga en gana.

Vamos, al grano... Que es cierto que no sé por qué hacemos todas esas cosas que he estado enumerando con anterioridad pero me parece fenomenal si con ello se consigue disfrutar y ser un poco más feliz. Hay que estar motivado, entretenido con algo, da igual con lo que sea... Ahora lo vienen en llamar ”Marcarse retos”.

Eso sí, y como una cosa tampoco quita a la otra, creo que no deberíamos pensar en meternos en un reto de este tipo al año de empezar a correr porque estaremos comprando todas las papeletas para encontramos con una lesión que no nos deje ni salir a dar un paseo al monte, ni siquiera a correr en la cinta. También hay que pensar que quizá para nosotros no supone ningún sacrifi cio importante, pero sí lo es para la familia y para nuestros amigos más próximos, a los que quizá les guste perder el tiempo de otra manera.  En cualquier caso, creo que siempre se ha hecho mucho el animal, a ver quién lo hace más... Los monos se golpean el pecho... Yo corro ultras.

Lizzy Hawker. Corredora. 2 veces ganadora del Ultra Trail du Mont Blanc.
Yo empecé a correr largas distancias directamente, ya que el Ultra Trail du Mont Blanc fue mi primera carrera. El trail running en general está creciendo en todo el mundo, y esto ha ocurrido en la última década sobre todo. Creo que está creciendo en todos las distancias y modalidades del espectro, así que seguro que ahora hay un número creciente de corredores de largas distancia. Pero creo que esto el resultado del crecimiento general del trail running como deporte. No creo que los corredores tengan que hacer un ultra para sentirse “verdaderos corredores de trail”. Pero , en tanto que más y más gente corra por los sendero, más y más gente estará intrigada por el reto de correr un ultra.

Creo que cada uno de nosotros, a nuestra manera, estamos buscando algo fuera o más allá de nuestra vida rutinaria, de lo ordinario; estamos buscando la oportunidad de retarnos a nosotros mismos física, mental y emocionalmente: buscando nuestro límite Y para alguno de nosotros la ultradistancia nos da el medio de encontrarlos.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...