Iker Karrera y Zigor Iturrieta se despiden en la PTL

Así afrontará la pareja vasca los 300 kilómetros de su última carrera como profesionales
Daniel Sanabria -
Iker Karrera y Zigor Iturrieta se despiden en la PTL
Iker Karrera y Zigor Iturrieta se despiden en la PTL

Iker Karrera y Zigor Iturrieta, dos de los mejores ultrafondistas de Euskadi, se marchan juntos a vivir la aventura de la Petite Trotte à Léon (PTL), una carrera de 300 kilómetros que se realiza en equipos de 2 o 3 integrantes indisociables de principio a fin. Es el triple de distancia de un ultra-trail común. Y no se prepara de la misma forma. Además, es la última carrera que afrontarán como atletas profesionales. Se despiden de la alta competición. La prueba empieza el lunes 27 de agosto a las 8:00 de la mañana. Estas son sus claves para llegar a meta sin morir en el intento.

▪ Es una carrera sin balizas. Te dan un plano con la ruta a seguir unas semanas antes y es importante estudiarla. Echar unas horas delante del mapa para ir con el terreno aprendido. También llevar un GPS en carrera.

▪ La autosuficiencia es bastante más elevada que un ultra estándar, incluso que en el Tor des Geants (333km), donde puedes ir más ligero. En la PTL tienes que llevar más material porque es una carrera mucho más montañera.

▪ El ritmo es mucho más lento y hay que saber dosificar, andar y descansar. Si no gestionas bien los tiempos de cada cosa, los últimos kilómetros se pueden hacer muy muy duros.

▪ Dormir es esencial. En un ultra como UTMB no duermes, pero aquí son 4 días de carrera y pretendemos dormir al menos entre 2 y 3 horas cada día. Este descanso es fundamental para que el cuerpo responda al día siguiente.

▪ La PTL es una prueba muy alpina, con una altitud media bastante elevada, pasos exigentes y técnicos, muchos kilómetros fuera de sendero, y estamos muy expuestos a los cambios de meteo. Hay que ser conscientes.

▪ El ritmo es menor que un ultra de 100 km, es decir, es una velocidad más montañera, menos atlética. Eso también cambia el consumo de energía.

Administrar los tickets de comida que da la organización para comer caliente en los refugios del recorrido. En la PTL no te vale con geles, barritas y suplementos como en el UTMB.

▪ Tomarse estas carreras como una aventura. La PTL es una prueba no competitiva, no existen una clasificación final. Da igual el crono, por tanto, disfrutarla en cada kilómetro y absorber la naturaleza, sin competir por ser rápido, estando relajados.

▪ Tenemos que llevar ropa para cambiarnos, otra de las cosas que diferencia a un ultra de 300 km de los habituales. En las bases de vida hay que dejar ropa. Hablamos de 4 días en los Alpes en agosto, alguna tormenta nos vamos a comer.

▪ Mentalizarte para echar al menos 4 días por el monte y no cambiar la rutina en los días ni en las semanas previas. Lo ideal sería llegar muy descansado pero tenemos obligaciones laborales y familiares y es complicado.

También te puede interesar

En el 2008 los dorsales duraron 8 minutos

El atleta vasco repasa la actualidad del trail running

Te recomendamos

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...