Bob Graham Round: las raíces del trail británico

Tres atletas españoles, dispuestos a hacer historia
Julian Morcillo. Foto: JCD Fotografía. -
Bob Graham Round: las raíces del trail británico
Bob Graham Round: las raíces del trail británico

Un poco de historia

El Distrito de los Lagos es uno de los catorce parques nacionales de Inglaterra. Un refugio alpino en un país en el que no abundan las montañas. Durante siglos ha estimulado a artistas, poetas y amantes de lo sublime, como siempre han hecho los paisajes alpinos. Ahí están los poemas de Wordsworh y Coleridge o las pinturas de Constable. En Lake Disctrict Inglaterra alcanza su techo: los modestos 978 metros de Scafell.

Pero para los que nos gusta correr por la montaña tiene también un significado especial. En Lake Disctrict nacieron las carreras de montaña como deporte. Entiéndase, oficialmente. Carreras cortas y rápidas, la mayoría de las cuales consistían en subir a una montaña (conocidas allí como Fells, de ahí que nuestro deporte se conozca allí como Fell Running) y bajar en el menor tiempo posible. Muchas de estas carreras alcanzaron gran fama y prestigio, así como muchos de sus protagonistas. Entre los años 50 y 80 vivieron una verdadera edad de oro y, sin embargo, siempre tuvieron una escasa o nula repercusión al otro lado del Canal. Skiddaw Fell Race, Grasmere Séniors Guide Race, Borrowdale... Y otras fuera del Lake Disctrict como Burnsall o Ben Nevis Race congregaban año tras año a cientos de asistentes que querían ver y animar a sus héroes locales. Todas estas carreras hunden sus raíces en el siglo XIX y han sido escenario de gestas prodigiosas por seres humanos no menos prodigiosos: Kenny Stuart, Bill Teasdale MBE, Freed Reeves, Tommy Seedwick. Hombres capaces de volar por la montaña, estableciendo récords imbatibles durante décadas y aún en la actualidad.

Pero la historia de las carreras de montaña en el Reino Unido no solo es la de estas competiciones míticas. También es rica en historias de carreras de resistencia, muchas de ellas no competitivas, más allá de lo imaginable. Y quien alguna vez haya escuchado hablar de Joss Naylor MBE sabe de lo que hablo. Este señor fue capaz de recorrer los 214 picos incluidos en el libro de A. Wainwrighr "A Pictorial Guide to the Lakeland Fells" en un recorrido de más de 500 km y más de 35.000 m de ascenso, en soledad y durante seis días ininterrumpidos. Una gesta solo superada recientemente por Steve Birkinshaw en 2014. La historia de las carreras de montaña en el Reino Unido está plagada de heroicidades personales de este tipo. Pero todas las historias tienen un comienzo y la de la ultra distancia en las islas se sitúa en Lake Disctrict, en la localidad de Keswick concretamente. Ya a principios del siglo XX, y teniendo la villa de Keswick como base, se venían registrando intentos de completar travesías  en la montaña intentando alcanzar el máximo número posible de cimas de 2000 pies en menos de 24 horas. Siguiendo este espíritu nace la historia de Bob Graham, un hostelero de Keswick que, a sus 42 años, en 1932 partió de esa localidad para ascender a otras tantas cimas en menos de 24 horas. Tardó algo más de 23 horas y el recorrido que estableció pronto se convirtió en un clásico y en el último reto a batir por muchos amantes de las montañas y la ultra distancia.

No fue hasta 1960 cuando Alan Heaton pudo batir el récord de Graham. Se inicia entonces una verdadera locura por extender el número de picos a subir en menos de 24 horas. En la actualidad este número asciende a 77 (establecido por Mark Hartell en 1997). Ese mismo año el legendario Joss Naylor asciende 60 picos a los 60 años en 36 horas... Y una década más tarde repite la hazaña, subiendo a 70 picos a los 70 años. Paralelamente el recorrido establecido por Bob Graham ya es una ruta clásica que incluso ha visto nacer, en 1971, un club, the Bob Graham Round 24h Club, al que solo pueden pertenecer aquellas personas que hayan completado el reto y puedan demostrarlo (siempre ha de existir un acompañante que sea testigo del paso por cada cima). Con posterioridad, otras zonas de montaña del Reino Unido, en Escocia y Gales, verán nacer rutas similares.

The Bob Graham Round

Bob Graham Round es un recorrido circular de unos 106 km y 8.000 m de ascenso que sube a una secuencia dada de 42 cimas en Lake Disctrict. El reto es aparentemente sencillo: completar el circuito en menos de 24 horas saliendo del Moot Hall en Keswick y llegando a lo mismo lugar. Son cimas discretas. Algunas como la mítica Skiddaw, la inmensa mole que se levanta sobre Keswick, son amplias lomas herbosas, pero abundan los terrenos técnicos llenos de bloques, zonas empantanadas, cauces fluviales que cruzar, e incluso trepadas en las que te juegas el pellejo, como el paso conocido como Broad Stand, entre Scafell y Scafell Pike (existen alternativas para evitarlo). Todo ello aderezado con un tiempo caprichoso y a menudo infernal. Las frecuentes nieblas lo convierten en un verdadero reto de orientación en el medio natural y los vientos en las cumbres suelen ser feroces.

Hoy en día han proliferado enormemente las carreras de 100 km, y 100 millas, y podría pensarse que es un reto relativamente asequible. Pero la realidad es que dos de cada tres intentos fracasan, en parte debido a las condiciones meteorológicas. El mismísimo Scott Jurek rozó las 24 horas en su intento. Dicho esto es escasamente comprensible como Billy Bland, en 1986, logró realizar la ruta en menos de 14 horas. Desde entonces, nadie ha batido su récord, y casi todos los intentos quedan muy lejos de esa marca. Hoy en día el número de intentos con éxito desde 1932 ya supera los 2000. Todos registrados y documentados en el Bob Graham Round 24h Club.

Nuestro proyecto

El reto que nos planteamos Tito Parra, Pablo Criado y yo es doble. Por un lado ser los primeros españoles en ser incluidos en la lista de honor de los que han terminado la Ronda en menos de 24 horas, obteniendo el correspondiente diploma y la pertenencia a ese elitista Club.

Por otro lado existe otro objetivo superpuesto y de mayor alcance. Este es dar a conocer en nuestro país el mundo de las montañas de las Islas Británicas, sus competiciones y su rica historia. Hoy en día son bien conocidas en nuestro país competiciones como Glencoe Skyline (en Escocia) o Dragons Back (en Gales), pero la lista de carreras es interminable, con algunas joyas desconocidas para nosotros como la Ben Nevis Race, la durísima carrera que asciende al techo del Reino Unido. Nosotros estamos más interesados en la larga distancia. Es por ello que nos hemos propuesto completar no sólo la Bob Graham Round; también sus equivalentes en Escocia, Gales e Irlanda; Charley Ramsay Round, Paddy Buckley Round y the Wicklow Round, respectivamente. No se nos ocurre mejor manera de conocer las montañas de otros países que recorrerlas todas. Literalmente.

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...