A 33 grados bajo cero en el Maratón del Polo Norte

Se cumplen 15 años de su creación
Miguel Caselles -
A 33 grados bajo cero en el Maratón del Polo Norte
A 33 grados bajo cero en el Maratón del Polo Norte

El Maratón del Polo Norte se desarrolla en la periferia de los 90º Latitud Norte, es decir, donde el Norte da el paso al Sur en cualquier dirección. Ese diminuto punto de la geografía terrestre se sitúa sobre la costra de hielo flotante del Océano Glacial Ártico. Por tanto, la superficie helada sobre la que hay correr el maratón se desplaza varios kilómetros al día en cualquier dirección, según sean las corrientes marinas y la dirección del viento. Si bien, su deriva no es perceptible y solo se aprecia cuando se comprueba el track del GPS sin haber dado un solo paso.

Es en ese lugar tan especial del globo terráqueo donde el pasado 16 de abril se celebró la decimoquinta edición del Maratón del Polo Norte. Como se puede imaginar no se trata de una carrera sencilla en cuanto a logística y presupuesto porque primero hay que llegar al remoto Polo Norte Geográfico. Para ello, la organización se vale de la Base Polar BARNEO y de los vuelos lanzadera que desde el archipiélago noruego de Svalvard trasladan a equipos de científicos y deportistas.

Como cada año, en los días previos al maratón, la Asociación de Exploración Polar de Rusia había lanzado a sus paracaidistas con un par de tractores quitanieves para acondicionar una pista de aterrizaje en el hielo. De esta manera facilitan el acceso aéreo a sus visitantes. No hay que olvidar que Base Polar BARNEO es temporal y es levantada cada primavera entre los 89º y 90º Latitud Norte, ubicación siempre condicionada por la deriva de la costra de hielo flotante.

Allí donde el Norte acaba

Una vez la Base BARNEO y su pista de aterrizaje están listas, un Antonov preparado para aterrizajes difíciles recoge a los corredores en la isla noruega de Spitsbergen para su traslado. La Base permanece operativa durante un mes dando soporte logístico a las expediciones que allí recalan y cuenta con un par de helicópteros Mi-8 de apoyo en los traslados al interior del casquete polar y, en su caso, del rescate de expediciones en apuros. Actualmente es la moscovita Irina Orlova, la responsable de todo este despliegue logístico. Irina es toda una veterana del Polo Norte involucrada en la montaje de la Base Polar BARNEO desde 2002. Precisamente ese año fue cuando el organizador del Maratón del Polo Norte, el irlandés Richard Donovan, corrió en solitario el primer maratón alrededor del eje terrestre del Polo Norte. Un año después nació el Maratón del Polo Norte.

Sesenta corredores, de una veintena de nacionalidades, han sido los que han completado la decimoquinta edición del maratón más septentrional del planeta. Pasadas las 00:00 h del 16 de abril comenzaba el gélido maratón. En estas latitudes no hay problema con la oscuridad porque en primavera el sol no se oculta. Una vez en acción, cada participante buscó su mejor gesto de carrera en la superficie helada, con dunas de nieve, montoneras de bloques de hielo, grietas y el severo ambiente polar. Bajo sus pies una plancha de hielo de metro y medio de grosor les mantenía a flote sobre un océano de 4.000 m de profundidad. En esta edición las numerosas balsas de nieve azúcar ralentizaron los tiempos previstos por los participantes, con el añadido del siempre presente frío extremo que en condiciones de viento multiplica, y por mucho, la dificultad de cualquier actividad deportiva de intemperie. Recordamos que los records del North Pole Marathon están en posesión del irlandés Thomas Maguire, 3:36:10, logrado en 2007, y de la alemana Anne-Marie Flammersfeld, 4:52:45, en 2014.

Temperaturas que han oscilado en torno a los 33º bajo cero y viento racheado son los factores que han definido la clasificación general. En ese escenario no solo se hiela el sudor, también los geles y los líquidos. Además, la excesiva sofocación no expulsada se convierte en hielo acumulado entre las diferentes capas, convirtiendo a la ropa en una armadura helada que puede llegar a colapsar el organismo. Conviene no fallar en la elección de la equipación.

Publicidad

Victorias griega y china y primera Milla ártica

Las exigencias del terreno pronto definieron la cabeza del pelotón en un tira y afloja con pocos cambios hasta formar el pódium de 2018. Primero en meta fue el griego Argyrios Papathanasopoulos, firmando 4:34:36. Segundo el moldavo Dmitri Voloshin, 5:03:26. Y tercero el australiano David Field, con un crono de 5:03:34. De igual modo, las dificultades del entorno pronto marcaron el transcurrir de la carrera femenina a favor de la corredora china Guoping Xie, 6:43:20. Seguida de la polaca Joanna Medras, 7:02:21. Y cerrando el pódium la rumana Adriana Istrate, 7:19:51.

Dentro de las actividades del North Pole Marathon, el atleta irlandés Paul Robinson ha establecido en el Polo Norte el primer registro cronometrado sobre la distancia de la clásica Milla atlética. Corriendo sobre farragosa nieve azúcar y una temperatura de 32º bajo cero certificó un crono en 4’:51”. El pasado noviembre hizo lo propio inaugurando el registro de la Milla en el continente antártico, en la periferia de la Base Polar NOVO, entonces paró el crono en 4’:17”. Su mejor registro personal en la distancia es 3’:51” y en su palmarés posee un cuarto puesto en los 1500 metros del Campeonato Europeo de Atletismo de 2014.

Una vez los corredores recuperaron calorías en las tiendas de campaña calientes de la Base Polar rusa, dos helicópteros trasladaron al pelotón internacional al cercano punto donde en esos momentos el GPS marcaba los 90º Latitud Norte del globo terráqueo. Cabe recordar que el Maratón del Polo Norte es una carrera imprescindible para conseguir el Grand Slam Marathon, para ello hay completar pruebas de maratón o de mayor distancia en los siete continentes del planeta y en el Polo Norte.

Más Información en la Web Oficial del Maratón del Polo Norte

Publicidad
Te recomendamos

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Ligera, potente y cabe en el bolsillo del pantalón: así es la linterna frontal BINDI ...

Así es el Suunto 9, un pulsómetro diseñado para ayudar al trailrunner en sus entrenam...