Las seis claves para iniciarse en el canicross

Ofrecidas por el Club Canicross Rioja
Las seis claves para iniciarse en el canicross
Las seis claves para iniciarse en el canicross

Correr por la montaña es un placer, pero si encima lo hacemos acompañados por nuestros más fieles amigos, el placer es doble. Desde el Club Canicross Rioja -organizador del Circuito Riojano de Canicross- nos dan unos valiosos consejos para iniciarse en el trail “a seis patas”.

1. Temperatura. La transpiración del perro se produce principalmente por la boca, por lo que debemos cuidar que la temperatura no supere los 16º. Si el día es más cálido, se recomienda refrescar previamente al perro y reducir la distancia, buscando las horas más frescas del día o de la noche, sin sobrepasar en ningún caso los 22º.

2. Equipamiento y distancia. La fatiga del perro se debe más a la fuerza que ejerce tirando de nosotros que a la distancia, por eso es necesario adquirir un buen arnés de tiro, con anchura y acolchado suficiente, acorde a su talla, y que evite la presión en el cuello permitiéndole respirar sin dificultad. El entrenamiento de la persona, de ritmo-resistencia, puede ser distinto al del perro, que lo hará con intervalos de fuerza-resistencia, por ello la distancia máxima a la que se compite en canicross es de 8 km.

3. Respeto a las normas. El canicross se rige por unas normas de conducta y respeto hacia el perro, hacia los demás corredores y hacia el medio ambiente, recogidas en el Reglamento de la Federación Española de Deportes de Invierno, en la modalidad de Mushing, y algunos clubes las han adaptado para organizar sus competiciones, siempre respetando las normas básicas.

4. Alimentación y cuidados. La alimentación es un factor clave en el rendimiento de los deportistas. En el caso de los perros lo mismo, por lo que no debemos escatimar en proporcionarles un pienso de gama alta o los alimentos apropiados. Los perros, para ser felices y transmitirnos felicidad, no necesitan el consumismo del que a veces pecamos los humanos; lo que sí necesitan es cariño, una adecuada atención veterinaria y sentir la compañía de una manada para pasear, jugar y correr. Su bienestar es nuestra responsabilidad.

5. Paciencia y buena compañía. Si algo diferencia al canicross del running es, evidentemente, la compañía. El reloj biológico de tu perro resultará motivador para salir a entrenar por encima de las inclemencias del invierno. Disfrutarás del vínculo con él y te sorprenderá cómo entiende e interpreta el concepto de equipo. Ten paciencia, enseñar a un animal, en este caso a un perro, requiere un esfuerzo por nuestra parte para comprender su lenguaje. Prueba a salir en grupo con amigos de running. También ellos se sorprenderán de tu mayor velocidad y sobre todo de la lealtad y el sentido del juego del nuevo miembro de la manada.

6. Adopta, los amigos no se compran. Si no tienes perro o tu perro esya mayor y te gustaría practicarcanicross, tienes miles de vidasdeseando correr a tu lado. Visitauna asociación protectora deanimales y deja que él te encuentre.Decántate por un adulto de más deun año de edad -edad mínima parapracticar canicross- y así podráscorrer con él tras unos días de aclimatacióna su nueva vida. Además,los perros adultos abandonados, engeneral, perciben la situación por laque han pasado y transmiten con unmayor vínculo esa oportunidad queles das.

* En España las temperaturas son muy superiores a las de los países nórdicos, por ello no te dejes llevar por estereotipos de razas. En las protectoras podrás adoptar cualquier tipo de raza, pero te recomendamos razas de caza por su aclimatación a nuestras temperaturas, su resistencia y su capacidad de trabajo e interacción con el ser humano.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.