3 claves para afrontar una carrera de larga distancia

Y correrla con la Arc’teryx Norvan LD, pionera en incorporar Gore-Tex Invisible Fit
Redacción Trail Run -
3 claves para afrontar una carrera de larga distancia
3 claves para afrontar una carrera de larga distancia

1. Integra entrenamientos de Tipo Ca-Co

A menos que seas un pro, muy pro, a lo largo de una prueba de larga distancia vas a ir durante bastantes tramos caminando. Es imposible correrlo todo. Por eso, al cuerpo hay que acostumbrarle a este método Ca-Co (Caminar-Correr) del que tanto te hemos hablado en Trail Run. Las claves para sacarle partido a este tipo de entrenamiento: planifícalo el día de la semana en el que tengas más tiempo, procura descansar el día previo, plantéate Ca-Cos progresivos en duración e inclinación, trata de no acomodarte en los tramos de ir andando y evita hacer grandes paradas para no romper la continuidad del ejercicio.

2. Planifica y organiza la carrera

Cuando nos apuntamos a un maratón o un ultra, en realidad en ese mismo instante empezamos a correrlo. Porque la planificación y la organización para que en ese día nada falle también forma parte, en cierto modo, de la propia competición. Reúne toda la información posible sobre el recorrido, el tipo de terreno, analiza el perfil (los desniveles, avituallamientos, tiempos de corte, bases de vida, etc.), la previsión del clima, etc. Entrena con la indumentaria que vas a llevar ese día y con el plan de alimentación que vas a seguir en la carrera. Infórmate bien de todos los horarios y lugares: entrega de dorsales, zona de salida, zona de meta, etc. Una buena carrera dispone de todos estos datos en su página web, pero si no, siempre nos quedará algún amigo o conocido que haya ido antes.

3. Elige una zapatilla adecuada

Hablamos de estar muchas horas en carrera. Muchísimas. Necesitamos una calzado que principalmente nos otorgue una amortiguación sobresaliente y, por supuesto, comodidad, la clave para correr mucho y bien. Que la zapatilla se adapte a distintos terrenos y ambientes climatológicos también es clave. Si tenemos oportunidad, ayuda mucho probarnos el calzado antes de comprarlo y elegir la talla adecuada. Si dudamos entre dos, siempre optaremos por la más grande, pues el pie se dilata por el calor y la fatiga, y en esas circunstancias necesitamos aire dentro de la zapatilla.

3 claves para afrontar una carrera de larga distancia

Arcteryx Norvan LD, tu zapatilla para larga distancia

El año pasado ya os hablamos largo y tendido de la zapatilla Norvan VT de la marca canadiense Arc’teryx. Y en esta ocasión venimos para hacerlo de su modelo Norvan LD, destinada a las largas distancias. Estamos ante un calzado en el que se ha primado la comodidad por encima de todo, pues para correr en montaña durante horas es un aspecto innegociable. Aunque, en realidad, el equilibrio que Arc’teryx ha conseguido entre estabilidad, tracción, ligereza y robustez es admirable. Cuatro aspectos que a veces parecen incompatibles entre sí pero que en la Norvan LD trabajan juntos para lograr una zapatilla que mantiene su rendimiento con el paso de los kilómetros.

Y es que para el diseño de este calzado se ha pensado en las tres fases de la pisada del corredor de montaña (despegue, transición y aterrizaje). Así, encontramos un perímetro lateral elevado que recorre todo el cuerpo de la zapatilla para ayudar a que el pie descanse en un lugar más profundo y lograr una estabilidad sobresaliente. Porque en las pruebas de larga distancia la estabilidad es otro de los pilares básicos, más aún cuando llevamos tantas horas de carrera y nuestra técnica y pisada se deteriora por el cansancio.

Siempre decimos que la mediasuela es un factor decisivo para construir una buena zapatilla. La firma canadiense apuesta sobre seguro con un combinado de tres piezas donde destaca en un 85% un compuesto de EVA clásica comprimida que trabaja junto a otros materiales para distribuir el impacto. Hablamos de un drop de 9 milímetros y un grosor de 27/18 que asegura ir completamente protegidos cuando el camino se complica. La Norvan LD está preparada para dominar todos los tipos de terreno montañoso que encontremos, tanto en subida como en bajada o llano.

3 claves para afrontar una carrera de larga distancia

En lo que se refiere al upper, Arc’teryx tiene el gran privilegio de ofrecer en esta zapatilla el estreno de la última tecnología de la casa Gore-Tex: Invisible Fit. Este sistema lamina la membrana de Gore-Tex directamente en todo el corte superior, lo que significa un upper con menos peso (18% más ligero), impermeable y cómodo. Casi nada. Además, esta tecnología evita la aparición de arrugas y pliegues. Y como recoge menor cantidad de agua, la velocidad de secado es el doble de rápida que con la clásica membrana de Gore-Tex.

Por último hablamos de la suela, con una tracción más que correcta y un tacto que nos da una buena sensación de terreno gracias a sus tacos cuadrados de 3,5 mm, independientemente de la superficie en la que nos movamos.

En resumen, una zapatilla ideal para carreras o entrenamientos de larga distancia en montaña, incluyendo por supuesto carreras de ultra-trail, donde la versatilidad de un calzado es innegociable, pues nos exponemos a un buen número de terrenos y climatologías diferentes. Y en todos esos contextos nuestra zapatilla tiene que saber responder. Con esta filosofía se ha diseñado la Arc’teryx Norvan LD, tratando de presentarse sin carencias corramos donde corramos, durante una gran cantidad de kilómetros y sin resentirse ante los cambios de clima o relieve.

El peso de esta zapatilla en el modelo de hombre es de 310 gramos, y de 260 en el de mujer, cifras más que razonables para hablar de calzado montañero dirigido a larga distancia.

El PVP recomendado es de 160€ en su versión estándar y de 190€ con la tecnología Gore-Tex Invisible Fit.

Más información en la Web Oficial de Arc'teryx